21/06/2018 Estados Unidos

Alcaldes estadounidenses protestan en la frontera contra la "tolerancia cero"

Unos 16 alcaldes de Estados Unidos protestaron este jueves frente al puerto Tornillo, en Texas, en la frontera con México, contra la política impuesta por el gobierno y que generó una crisis humanitaria en la región.

Los dieciséis mandatarios, miembros de la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos (USCM), criticaron con fuerza las medidas de "tolerancia cero" del gobierno de Donald Trump.


Los alcaldes acudieron este jueves al refugio temporal instalado por el Gobierno en Tornillo, en el sector oeste en la frontera texana, donde el presidente de la USCM y alcalde de Columbia (Carolina del Sur), Steve Benjamin, solicitó que se reunifique "lo antes posible" a las familias de inmigrantes separadas, según consignó la agencia EFE.



El alcalde de Austin, Texas, Steven Adler, aseguró que "usar a los niños para conseguir votos es injusto, incorrecto, inmoral y no representa a Estados Unidos, somos mejores que eso”. “Los niños no deben estar en jaulas", concluyó Adler, citado por la agencia española.



El miércoles, el presidente de Estados Unidos firmó un decreto migratorio, en el cual procesa por la vía penal a los inmigrantes indocumentados atrapados, y ya provocó la separación familiar de más 2.300 menores de sus padres.



Debido a las fuertes críticas recibidas, Trump anunció el fin de la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México y este jueves aseguró que pedirá a su Gobierno que actúe para reunificar a las familias inmigrantes separadas desde el pasado mes de abril, mientras su esposa, Melania Trump, se acercaba a visitar a los afectados.



Christopher Cabaldon, el alcalde de West Sacramento (California), aseguró que están dispuestos a trabajar para "rescatar a los menores" y pidió a la sociedad que, por su parte, "rescaten" como nación los valores humanitarios para acabar con "el sonido de los niños llorando en los refugios".



En tanto que el edil de San Fe (Nuevo México), Alan Webber, destacó la responsabilidad de las comunidades locales, independientemente de su tendencia política, como "ciudades santuarios" para proteger a los inmigrantes. Al tiempo que enfatizó que fortaleza está en "la diversidad" y que, pese a las últimas acciones de Trump, seguirán unidos para respetar los Derechos Humanos.