20/06/2018 perfil

Caputo, el diplomtico al que Alfonsn le confi el rumbo de la poltica exterior de la democracia recuperada

El ex canciller fue un hombre fundamental para comprender la vida diplomática de la Argentina democrática. Su carrera en la función pública fue muy prolífica.

Dante Caputo, que falleció a los 74 años, fue el encargado de las relaciones exteriores en un país recién salido de las profundidades de la dictadura militar y dejó algunas huellas indelebles en su paso por la Cancillería durante el gobierno de Raúl Alfonsín, como la firma del tratado de paz con Chile por el conflicto del Canal de Beagle.

La trayectoria política de Caputo encontró en la firma de ese tratado, el 29 de noviembre de 1984, un hito fundamental. Su imagen estampando la rúbrica en el acuerdo, ante la mirada del papa Juan Pablo II, que fue mediador en ese conflicto con Chile, quedó para el recuerdo. Jaime del Valle Alliende, canciller chileno, fue el otro protagonista de ese momento histórico para ambos países.

El entendimiento por el Beagle, un diferendo que había dejado a la Argentina y Chile al borde del conflicto bélico, tuvo apoyo popular en un plebiscito que el 25 de noviembre del mismo año coronó el respaldo de la población argentina.

La firma de ese tratado de paz fue ejemplo de la voluntad pacífica para resolver conflictos del pueblo argentino en la nueva etapa democrática que se abrió con Alfonsín, a quien Caputo conoció en el año 1972.

Así lo expresó Caputo pocos meses después de la rúbrica en el Vaticano cuando, el 15 de mayo de 1985, dijo ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y a propósito del conflicto con Gran Bretaña por la soberanía de Malvinas: "Esta voluntad del gobierno argentino, que también expresa la voluntad del pueblo argentino, ha sido verificada en los hechos con la reciente conclusión del tratado de paz y amistad con la República de Chile, tratado que puso fin a un secular diferendo que hace pocos años estuvo a punto de desatar una guerra entre ambas naciones".

Su gestión al frente de las relaciones exteriores argentinas derivó en otros acuerdos que, a la postre, redundarían en decisiones que se volvieron claves para la región. Caputo selló acuerdos con Uruguay y con Brasil que llevaron más tarde a la conformación del Mercosur, el bloque local que fue creciendo hasta las dimensiones que hoy alcanzó.

Entre sus gestiones se cuentan las de la promoción del denominado Grupo Cartagena, también en 1984. En esa ciudad colombiana, Caputo fue uno de los cancilleres que buscaron una acción conjunta de los países deudores frente a los acreedores de la deuda externa. Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Perú, República Dominicana, Venezuela y Uruguay participaron de ese encuentro.

Además fue promotor del Grupo de Apoyo a Contadora, para respaldar los procesos de paz en Centroamérica. Se trató de una instancia multilateral establecida en 1985 por los gobiernos de Argentina, Brasil, Perú, y Uruguay.

En 1988 lo eligieron para presidir la 43° Asamblea General de Naciones Unidas.

En 1989 fue electo diputado nacional, mandato durante el cual presidió la Comisión de Relaciones Exteriores.
Una década después, en 1999, fue precandidato a jefe de gobierno porteño por el Frepaso, candidatura que perdió en una interna a manos de Aníbal Ibarra. También estuvo al frente de la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación durante el gobierno de la Alianza, cargo al que renunció.

Entre 2006 y 2009 fue secretario para Asuntos Políticos de la OEA, institución por la que fue enviado en Haití y Nicaragua.

Tras su paso por el gobierno de Alfonsín y más allá de los distintos cargos que ocupó después, Caputo continuó siempre presente en numerosas definiciones sobre temas internacionales que importaban a la Argentina.

Su voz fue permanentemente consultada por expertos de todo el mundo y por los medios de comunicación más importantes del país, y era muy respetado por sus colegas. "Si ajustás, te matan los piquetes, y si no, te mata la realidad", fue una de sus frases en un reportaje que le hicieron en radio Mitre el 31 de mayo de este año.

El ex canciller era licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad del Salvador, doctor en Sociología por la Universidad de La Sorbona, y también había realizado estudios en la Fletcher School of Law and Diplomacy, en Boston.