17/06/2018 Brasil

Los tiroteos en Ro aumentan un 36% en los cuatro meses de intervencin militar

Los tiroteos aumentaron un 36 % en Río de Janeiro durante los cuatro primeros meses de intervención militar, según un balance divulgado este domingo por un grupo de especialistas independientes.

El sábado se cumplieron cuatro meses desde que el presidente de Brasil, Michel Temer, decretó dejar en manos de las Fuerzas Armadas el control del orden público de la ciudad carioca con el objetivo de frenar la ola de violencia que se desató tras la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016.


De acuerdo con el informe del Observatorio de Intervención, entre el 16 de febrero y este domingo se registraron 3.210 tiroteos en la región frente a los 2.355 notificados en los cuatro meses inmediatamente anteriores, es decir, anteriores a la intervención militar, lo que deja un incremento del 36 %.

El mismo estudio informó que las "megaoperaciones policiales y militares se suceden, cada vez mayores, con resultados poco expresivos. Nunca se vieron tantos agentes movilizados, a costos tan altos, para obtener tan poco", consignó la agencia EFE.


En el lapso de esos cuatro meses, hubo según el informe citado por la agencia EFE, 1.794 homicidios dolosos, un 13 % menos comparado con los cuatros meses pre-intervención; 444 muertes ocasionadas por las autoridades (un 34 % más); y 60.709 robos (un 5 % más).

Según el grupo de expertos, "la intervención prometió todo eso, pero solo está entregando operaciones tiroteos y más muertos en enfrentamientos, incluso de policías".


El reporte indica que durante este primer cuatrimestre con el Ejército al mando de la seguridad de Río, pues su presencia está prevista hasta el 31 de diciembre de este año, se lanzaron 203 operaciones para las que se usaron unos 100.000 agentes.

El informe también indica que los episodios de violencia se repitieron a pesar de la presencia de las Fuerzas Armadas, como el del asesinato a tiros en marzo pasado de la concejala Marielle Franco, cuya investigación está en curso sin que por el momento se haya detenido a ningún sospechoso.


Sin embargo, el ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raul Jungmann, defendió este viernes que la intervención militar sea prorrogada por un año más, es decir, hasta finales de 2019 para así obtener mejores resultados.