12/06/2018 Amrica Latina y el Caribe

El Banco Mundial abord el desafo de convertir las ciudades en "motores econmicos"

Para el organismo, la región “necesita aumentar la productividad”, ya que las elevadas tasas de crecimiento de la primera década del nuevo milenio han dado paso a tasas de crecimiento “bajas e irregulares”.

En el marco de la "Conferencia de Alcaldes" que tuvo lugar en Miami, el Banco Mundial presentó “Subamos el estándar para ciudades productivas en América Latina y el Caribe”, un documento de autoría de la economista Marta Ferreyra y el economista urbano Mark Roberts, que explora las debilidades y fortalezas de las ciudades de Latinoamérica.



"El estudio explica las claves para crear la fortaleza y el entorno para favorecer la gestión pública. Durante veinte años esta conferencia ha ido creciendo", explicó el doctor Allan Rosembaum, director del Instituto de Administración Pública y Servicios Comunitarios y profesor de administración pública en la Universidad de Florida, el primer orador y uno de los académicos involucrados en el estudio. 

El alcalde de Miami, Francis Suárez, advirtió que el Banco Mundial tiene la capacidad de articular el trabajo de las distintas ciudades latinoamericanas. "Como alcalde de Miami voy a apostar a estos vínculos con Latinomárica para fortalecer a las nuevas generaciones. Las ciudades son innovación y parte de la solución para los problemas de este mundo", sostuvo el alcalde al inaugurar la conferencia. 

"Las ciudades solo pueden desarrollar su potencial y su contribución a la productividad nacional cuando los hacedores de política generan un entorno propicio a través de una combinación  de políticas a  nivel local,  estatal  y  nacional.  Estos problemas son críticos para las Urbes de América Latina y el Caribe", sostienen los autores en el trabajo de cincuenta páginas.

"Las ciudades latinoamericanas tienen muchos inconvenientes para poner en marcha procesos de inversión porque les cuesta acceder a los fondos. ¿Por qué? Porque chocan con problemas de jurisdicción con los gobiernos nacionales", explicó el alcalde de Asunción, Mario Ferreiro, y bregó por la necesidad de articular el trabajo de las ciudades y las naciones. "¿Vivimos en ciudades o vivimos en países?", interpeló al auditorio. 

Para el organismo internacional, el desafío es claro. La región “necesita aumentar la productividad”, ya que las elevadas tasas de crecimiento de la primera década del nuevo milenio han dado paso a tasas de crecimiento “bajas e irregulares”. “Revivir el crecimiento es una de las prioridades principales de la agenda de los hacedores de política”, sostiene el documento.

Según el nuevo estudio del Banco Mundial sobre cómo hacer más productivas a las ciudades de la región, la mayoría carece de un “entorno adecuado” para ser más eficientes y producir más bienestar e ingresos para sus ciudadanos y para sus gobiernos. 

"La educación y el trabajo formal tienen que estar en el centro del debate. Las ciudades no van a cambiar hasta que esto no mejore", evaluó Marta Ferreyra al cierre del encuentro.