13/06/2018

Brasil 2014: Alemania esfum la esperanza de gloria de Argentina

El seleccionado conducido por Sabella llegó a la final con la esperanza de quebrar una sequía de 28 años sìn títulos pero, una vez más, se cruzó con los teutones.

Por Juan Carlos Larrarte


En el Mundial de Brasil 2014, el seleccionado argentino conducido por Alejandro Sabella y con Lionel Messi como figura indiscutida, llegó a la final con la esperanza de quebrar una sequía de 28 años sìn títulos pero, una vez más, se cruzó con Alemania, que lo dejò con el sabor amargo de la derrota en tiempo suplementario.

Tal como ocurrió en la final de Italia 1990, y luego en cuartos de final de Alemania 2006 y en la misma instancia de Sudàfrica 2010, el seleccionado germano se constituyó en el 'verdugo' del equipo argentino.

Fue en el Mundial en que por primera vez un equipo europeo se alzó con la copa en el continente americano, así Alemania ganó su cuarta estrella después de 24 años sin títulos, ya que en 1990 le habìa ganado la final a Argentina por 1-0.

El conjunto teutón Alemania había tenido un mal desempeño en cinco torneos antes de triunfar en Brasil: no pasó de semifinales en la Copa Confederaciones 2005, en la Eurocopa 2012 y en los Mundiales de 2006 y 2010. Sólo jugó una final, la de la Eurocopa 2008, que perdió con España.

Argentina cumplió una muy buena tarea en las Eliminatorias Sudamericanas, clasificando primero, con 32 unidades, con 9 triunfos, 5 empates y solo dos derrotas; y 35 goles a favor y 15 en contra.

Con esa impronta positiva, se espero el sorteo de grupos para Brasil 2014 y que, según se evaluó en la prensa "fue positivo" ya que correspondió jugar con Nigeria (un viejo conocido), Bosnia (un debutante) e Irán.

Luego de tres triunfos, no sin esfuerzo, el equipo albiceleste dejó en el camino a Suiza, en octavos de final, y en cuartos, a Bélgica. En la semifinal llegó a la angustiante definición de tiros desde el punto del penal donde el arquero argentino Sergio '?hiquito' Romero (esta vez en Rusia 2018 fuera de los convocados por lesión) "se convirtió en héroe", tal como le había vaticinado su compañero de equipo Javier Mascherano.

En el otro cruce de semifinales, Alemania fue protagonista de un hecho histórico al superar por 7 a 1 al anfitrión Brasil. Nunca, hasta ese momento, el seleccionado de la 'verdeamarhela' se habìa visto superado por esa contundencia. 

Alemania elimin a Brasil de su mundial con una paliza histrica: 7 a 1.


En la etapa previa, en el triunfo ante Colombia, el conjunto local había perdido a su figura Neymar que sufrió la la fractura de una vértebra cuando su rival Juan Camilo Zuñiga le dio un rodillazo en la espalda.

Tras la caída de Brasil se desató en distintas ciudades del país una serie de disturbios y hechos vandálicos provocados por los enojados hinchas.

En tanto, los hinchas argentinos se deleitaban entonando "Brasil decime que se siente tener en casa a tu papá", aunque la historia reciente en el cruce de ambos no confirmara ese dato.

En la final, jugada en el histórico escenario del Maracaná, el seleccionado argentino tuvo un mejor arranque y el delantero Gonzalo 'Pipita' Higuaìn tuvo dos ocasiones claras para abrir el marcador.

También Rodrigo Palacio tuvo su oportunidad dentro del área pero su remate se fue por arriba del travesaño. Allí surgió en el imaginario popular la frase de "era por abajo Palacio, era por abajo".



Así las cosas y con un planteo defensivo de Alemania se llegó al tiempo suplementario en que el delantero germano Mario Göetze, tras recibir en un desborde por izquierda, paró la pelota con el pecho, remató y convirtió ante Romero, que esta vez nada pudo hacer. Alemania, una vez más, se corporizó como el 'fantasma' argentino.

Como datos anecdóticos: Faryd Mondragón de Colombia, con 43 años, se convirtió en el jugador más longevo en disputar un partido en una Copa del Mundo, mientras que Toni Kroos, de Alemania, señaló el doblete más rápido en la historia de los Mundiales, con 69 segundos entre cada gol en el triunfo 7-1 frente a Brasil. 

Néstor Pitana fue el árbitro argentino en el Mundial y no pudo dirigir mucho porque el seleccionado "albiceleste" avanzó a la final del torneo.