10/06/2018 Per

Confirman las condenas contra los militares por la muerte de campesinos

La Corte Suprema de Justicia de Perú confirmó las condenas de hasta 17 años de cárcel contra seis militares peruanos por el homicidio de 12 campesinos y la desaparición de otros cuatro en 1990, informó este domingo el Poder Judicial.

El tribunal supremo confirmó las sentencias por los delitos de lesiones seguidas de muerte, homicidio calificado y desaparición forzada, considerados crímenes de lesa humanidad por el derecho penal internacional. Los militares sentenciados prestaron servicios en la Base Contrasubversiva de Antabamba, en la región sur de Apurímac, en 1990, y las víctimas vivían en pueblos aledaños donde fueron detenidos por los uniformados bajo la presunción de ser guerrilleros.


"Lo que se hizo en el presente caso fue una intervención militar marcadamente arbitraria y de grave violación de los derechos humanos", indicó el fallo, recogido por la agencia de noticias EFE. La Corte ratificó la sentencia de 17 años de cárcel contra Alan Olivari Medina, a cargo de los patrullajes en la zona en abril de 1990, e igualmente la condena de 15 años contra el jefe de base de Antabamba, Jaime Pando Navarrete.



Asimismo, confirmó la sentencia de 10 años de cárcel para Mario Cruz Porcela, Beltrán Tapia Carrasco y José Pérez Quispe, y de ocho años de prisión para Felipe Montañez Ccama. La resolución judicial ordenó también que los sentenciados vuelvan a ser juzgados por el delito de violación sexual en agravio de dos mujeres.