10/06/2018

Mundial 2002: el gran fracaso argentino en Oriente

El seleccionado que dirigía Bielsa arrasó en las Eliminatorias, pero después quedó eliminado en la primera fase de la primera Copa del Mundo organizada por dos países: Corea del Sur y Japón.

Por Juan Carlos Larrarte

En 2002 fue la primera vez en que dos países, Corea del Sur y Japón, organizaron de forma conjunta un Mundial y el seleccionado argentino que dirigía Marcelo Bielsa, después de adjudicarse con autoridad las Eliminatorias Sudamericanas, fracasó al quedar eliminado en la primera fase, al tiempo que Brasil festejó su quinta Copa, hasta ahora su última conquista.

A modo de balance, como escribió el uruguayo Eduardo Galeano en su libro "El fútbol a sol y sombra", durante Corea-Japón "fue todo un largo bostezo, hasta que por suerte en los partidos finales, Brasil se acordó que era Brasil".

Bielsa, un estratega de cerrada personalidad y modesto pasado como futbolista, tenía los pergaminos de haber salido campeón con Newell`s Old Boys (1990, 1991 y 1992) y en Vélez (1998). 

Asumió como entrenador del seleccionado en septiembre de 1998. Desde sus inicios en el cargo, sorprendió por su audacia ofensiva y un esquema novedoso para el equipo nacional: 3-4-3, con futbolistas que resultaron clave en su estrategia como Roberto Ayala en la defensa, Juan Sebastián Verón en el mediocampo y Hernán Crespo en la delantera. 

Paralelamente, los seleccionados menores de AFA lograron importantes triunfos de la mano de José Pekerman (hoy el DT del seleccionado de Colombia) y de su colaborador Hugo Tocalli, obteniendo los campeonatos mundiales de Qatar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001. 

Cuando Bielsa asumió como técnico del seleccionado mayor, Pekerman fue designado como coordinador general de los equipos menores de AFA.

Suecia 1 - Argentina 1


Bielsa dirigió al equipo nacional en la Copa América de 1999, que se jugó en Paraguay y donde tuvo un serio altercado con el delantero José Luis Calderón, a quien convocó y no lo puso en ningún partido.

También se recuerda de ese torneo la derrota ante Colombia por 3-0 cuando Martín Palermo falló tres penales: dos fueron desviados y el otro se lo atajaron. Argentina quedó eliminada en cuartos de final ante Brasil por 2-1 (Juan Pablo Sorín). 

Para la Copa América que se disputó en Colombia, la AFA decidió no concurrir por cuestiones de seguridad ante una ola de atentados terroristas del narcotráfico en aquel país. 

En las Eliminatorias, Argentina finalizó puntero con 43 unidades (segundo fue Ecuador con 31), con 13 triunfos, cuatro empates y una sola derrota (ante Brasil en San Pablo 2-0).

Fue la mejor clasificación del seleccionado argentino en su historia, conseguida con cuatro fechas de anticipación, a base de un juego definido, sólido y contundente. 

En esos años, Argentina también visitó a los mejores equipos de Europa y también les ganó: España en Sevilla, Italia en Roma y Alemania en Stuttgart. 

Llegada la cita en Corea-Japón, la Selección quedó eliminada en la primera fase, a pesar de ganar el primer partido a Nigeria por 1-0 con gol de Gabriel Batistuta. 

La derrota posterior ante Inglaterra (0-1) y el empate ante Suecia 1-1 (Crespo) relegaron al equipo a la tercera posición del Grupo F, por detrás de estos seleccionados.

Debido al alto nivel de expectativa que había, la actuación fue considerada por muchos como un verdadero fracaso. 

Brasil, por su parte, ratificó su influencia en torneos mundiales. La primera fase la pasó con puntaje ideal tras vencer a Turquía (2-1), China (4-0) y Costa Rica (5-2). En los octavos de final superó a Bélgica por 2-0; en cuartos a Inglaterra por 2-1, y en semifinal volvió a enfrentarse a Turquía, un equipo que demostró muy buen nivel y al que volvió a doblegar, esta vez por 1-0. 

El seleccionado dirigido por Luiz Felipe Scolari llegó a la final con destacadas participaciones de Rivaldo, Ronaldo (goleador del torneo con ocho tantos), Ronaldinho Gacho y Roberto Carlos. La final la jugó con Alemania (primer enfrentamiento mundialista entre ambos) y la ganó 2-0 para eternizarse como pentacampeón.