07/06/2018 energa renovable

Microsoft instal un centro de datos en el fondo del mar de Escocia

Se trata de una estructura cilíndrica del tamaño de un container que forma parte de un proyecto experimental que busca aumentar la eficiencia energética y usar energías renovables. Permanecerá cinco años bajo del agua sin necesidad de mantenimiento.



Microsoft instaló un centro de datos en el fondo del mar, cerca de las islas Orkney (en el norte de Escocia), como parte de un proyecto experimental -que busca aumentar la eficiencia energética y usar energías renovables- para entregar servicios en la nube a las ciudades costeras.

Se trata de una estructura cilíndrica del tamaño de un container comercial de carga, con 864 servidores en su interior y con un sistema de refrigeración que aprovecha las frías aguas del mar.

Microsoft testea el projecto Natick


Para su construcción se adaptó un proceso usado para refrigerar submarinos: el agua de mar ingresa al centro de datos, atraviesa los 12 bastidores en los que están los servidores y luego vuelve al océano.

Este sistema de enfriamiento permite ahorrar la energía eléctrica que suele usarse para refrigeración y que significa una buena parte del consumo energético (y del costo) de los centros de datos.

De hecho, este centro en particular funciona con energía solar, eólica y mareomotriz, y forma parte del Proyecto Natick, que busca potenciar el uso de energías renovables.

etiquetas