06/06/2018 Alemania

Merkel afirma que la reforma de la UE mantendr las condiciones en crditos

La canciller alemana desmintió que sus propuestas para reformar la Unión Europea (UE) vayan a diluir los criterios de estabilidad en el seno de ese bloque y señaló que se mantendrá las condiciones de los créditos.

 


Durante una comparecencia ante los diputados del Bundestag, la mandataria alemana indicó que el responsable del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, la convenció de que también podría tener sentido conceder créditos a corto plazo, según un cable de la agencia DPA.

Para Merkel esto sería de ayuda en casos como, por ejemplo, los posibles efectos de la salida de Reino Unido de la UE en Irlanda. Merkel apoya el plan de ampliar el MEDE con un fondo monetario europeo a imagen del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este punto, los créditos seguirán unidos a condiciones, afirmó. "Con la devolución de todo el dinero en un periodo corto de tiempo". Junto con los créditos a 30 años unidos a estrictas condiciones, está previsto que haya también préstamos a cinco años. En una entrevista con el diario alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" publicada el pasada fin de semana, Merkel adelantó sus propuestas para reformar la UE que incluyen junto con estos créditos y el fondo monetario europeo también la creación de un presupuesto para inversiones y tropas de intervención rápidas.

La mandataria recordó en el Parlamento alemán que lo ocurrido en 2015, cuando llegaron al país aproximadamente 900.000 refugiados, se trató de una "situación excepcional humanitaria" y que su Gobierno actuó de manera "totalmente responsable".

Recordó también que las decisiones tomadas entonces han sido respaldadas por el Tribunal Europeo. "Las decisiones políticas fueron correctas", indicó después de ser atacada por el diputado del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Gottfried Curio, que acusó a la líder conservadora de provocar "graves daños" al país y le preguntó cuándo pensaba dimitir, según la agencia DPA. 

Merkel se sometió durante una hora a las preguntas de los diputados en un formato inédito acordado por el Gobierno de coalición entre conservadores y socialdemócratas y en el que la mandataria no sabía de antemano las preguntas.

En principio, esta especie de interrogatorio se debe repetir tres veces al año.