24/05/2018 Filosofa

Daro Sztajnszrajber: "el poder siempre se ha aprovechado de las angustias existenciales"

En "Filosofía en 11 frases" está acompañado en el libro, editado por Paidós, de un texto de ficción que refuerza las disertaciones y el desglose de ideas que realiza Sztajnszrajber.

En el libro "Filosofía en 11 frases" Darío Sztajnszrajber propone distanciarse del lugar común que por repetición adoptaron ciertas ideas filosóficas, y de esta manera desestabilizar toda comprensión inmediata y sumergirse en la problematización filosófica.

"Solo sé que no sé nada", de Sócrates, "Pienso, luego existo", de Descartes, "Todo lo sólido se desvanece en el aire", de Marx y "Donde hay poder hay resistencia" de Foucault son algunas de las once frases que desarrolla el filósofo para rescatar el valor deconstructivo de la filosofía y develar los intereses que se tejen detrás de "la supuesta normalidad con que se presentan ciertas formas".

La libertad angustia, porque te hace dar cuenta de esas limitaciones en las que uno se ve de algún modo sumergido

Autor del libro "Para qué sirve la filosofía", el filósofo que viene difundiendo a través de su programa televisivo "Mentira la verdad" y de ciclos en el Centro Cultural Konex, en escuelas, universidades de la Ciudad de Buenos Aires y el interior del país su mirada del mundo a través de esta disciplina, y explica en diálogo con Télam que las frases elegidas son las que lo han interpelado en su búsqueda filosófica.

- Telam: Un tema que atraviesa en varias oportunidades el libro es el de la angustia.
- Darío Sztajnszrajber:
Para nosotros hacer filosofía es recuperar la angustia existencial, que nada tiene que ver con las angustias cotidianas como que aumenten las tarifas de luz o gas, y tampoco con las angustias patológicas, sino con recuperar la conciencia de nuestro carácter. Esa angustia es lo que busca la filosofía: asumirnos contingentes y a partir de ahí generar un diálogo con todo ese sistema de certezas con el que vivimos, certezas que están para apaciguar la angustia. Lo que la filosofía ve es que detrás de ese apaciguamiento hay siempre instrumentaciones de poder, el poder siempre se ha aprovechado de las angustias existenciales, entonces buscamos trabajar contra ese poder reconciliándonos con la angustia como algo liberador.