20/05/2018 Corea del Norte

Washington y Sel acuerdan trabajar para salvar la cumbre con Pyongyang

El acuerdo entre Washington y Seúl se conoció este domingo, en momentos en que el Gobierno norcoreano avanza en el desmantelamiento de su base nuclear, previsto para esta semana.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, acordaron seguir trabajando de manera estrecha para lograr el éxito de la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos.


Moon y Trump mantuvieron el sábado por la noche una conversación telefónica en la que intercambiaron opiniones sobre las formas de hacer que la próxima reunión cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos tenga éxito pese a los cuestionamientos vertidos desde Pyongyang esta semana, informó la oficina presidencial surcoreana, a cargo de Cheong Wa Dae. Ambos líderes dialogaron unos 25 minutos y acordaron trabajar estrechamente en la cumbre histórica, 48 horas antes de que Moon visite a Trump el martes en Washington, indicó la agencia de noticias surcoreana Yonhap. 

Corea del Norte puso en vilo la cumbre del 12 de junio con Estados Unidos en Singapur al suspender el pasado miércoles una reunión de alto nivel con Seúl y cuestionar los ejercicios militares conjuntos en curso entre Corea del Sur y la Casa Blanca, a los que considera una provocación y un ensayo para la invasión.


Horas más tarde, el gobierno de Kim Jong-un aseguró también que la cumbre con Trump estaba en peligro debido a las presiones de la Casa Blanca en torno al modelo de desnuclearización que quiere imponer a Corea del Norte, basado en el utilizado en Libia.