21/05/2018 Campaa

La moda toma partido en el referndum sobre el aborto legal en Irlanda

Un grupo de conocidos diseñadores y modelos de Irlanda tomó partido en favor de la legalización del aborto con un singular desfile en Dublín, en vísperas del referéndum convocado para decidir el asunto el próximo 25 de mayo en ese país, de larga tradición católica.



La iniciativa ocupó esta semana la lujosa galería comercial Powewcourt Center de Dublín, escenario poco frecuente de la moda internacional, para dejar sentada su posición política exhibiendo creaciones exclusivas de alta costura bajo el lema "Repeal" (abolición).

Durante el evento, organizado por defensores del derecho al aborto legal como parte de la campaña "Together for Yes" (Todos por el Sí), se lucieron modelos de Pearl Reddington, Natalie B. Coleman y de la sombrerera Margaret O'Connor, quien adornó el suyo con lentejuelas de colores y cintas negras con la palabra "Abolición".

Después de décadas de feroces debates y luego de que la semana pasada Google y Facebook suspendieran la publicidad relacionada con el referéndum sobre el aborto para proteger lo que denominaron "integridad electoral", la moda decidió hacerse escuchar.



La moda decidió hacerse escuchar tras décadas de debate  y luego de que la semana pasada Google y Facebook suspendieran la publicidad relacionada con el referéndum



Los irlandeses fueron convocados a votar el próximo viernes en referéndum sobre la derogación del Artículo 40.3.3 (conocido como la Octava Enmienda), que desde 1983 consagró la prohibición del aborto en la Constitución irlandesa.

"Hacer de la moda irlandesa un foco de nuestra campaña fue, en parte, un intento de atraer la atención de los medios sobre nosotros y hacer que se escuchen más voces", explicó Andrea Horan, impulsora de la iniciativa y fundadora de la plataforma sobre los derechos de la mujer, al New York Times.



"Muchas veces, el debate político resulta académico, de intelectuales, exclusivo. Y la moda puede actuar como un gran nivelador e incluir a una audiencia más grande", dijo Horan.

Más de 4.000 mujeres irlandesas se van a Inglaterra cada año para hacerse un aborto, según datos de Marie Stopes, una organización que brinda atención de salud sexual y reproductiva.