15/05/2018 Caribe

Barbados busca aumentar la llegada de turistas latinoamericanos

La isla de 400 kilómetros cuadrados cuenta con 65.000 propiedades destinadas a los visitantes, con al menos el doble de camas, que incluyen hoteles y complejos de tipo all inclusive con todos los servicios como clubes de playa y spa.

La conectividad aérea es la apuesta de la pequeña isla caribeña de Barbados para incrementar la llegada de turistas de la región -1.688 argentinos la visitaron en los últimos tres años-, vía Panamá a través de Copa Airlines, según el titular de la Oficina de Turismo local, Carey Garret. Quien resaltó que en 2017 más de 1.200.000 personas arribaron a ese destino paradisíaco.

La isla tiene circulación a la inglesa, o sea con el volante a la derecha en los vehículos y en su sistema de rutas, y en menos de dos horas se puede recorrer el perímetro de menos de 150 kilómetros de todo el país, que cuenta con increíbles cavernas formadas por los caprichos de la piedra caliza que rellenó el arrecife de coral que formó esta geografía.

La isla celebra de manera especial la producción de ron, y en tal sentido, se ofrece un itinerario para recorrer sus destilerías, entre las que sea destaca la de Mount Gay, de 1703, donde se puede degustar la bebida histórica de los caribeños.

Las 80 playas que posee la isla se pueden dividir en "mansas y bravas", al este o al oeste, según desde donde sopla el viento, por lo que serán mejores para hacer buceo entre piedras o windsurf, en el oeste, y mejores para el surf del lado este.

Por esa geografía, su capital, Bridgetown -declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, desde 2011- está repleta de bellos puentes, como lo indica su nombre.

Varios de esas estructuras tienen vista al cristalino Mar Caribe y los rodean los pantanos marinos y mangles que los separan de la ciudad donde predominan los estilos arquitectónicos ingleses: Tudor, Normando o Galés, en medio de los diseños más ultramodernos.