10/05/2018 Bolivia

El Gobierno dice que no aceptar presiones entre dos regiones que disputan regalas

Se trata de la ubicación del campo gasífero Incahuasi que será definido por un estudio técnico en curso que según manifestantes modificaría los límites históricos territoriales de Chuquisaca, versión que desmintió el vicepresidente Álvaro García Linera.


El gobierno de Bolivia advirtió hoy que no aceptará presiones políticas en la pugna por las regalías del campo de gas Incahuasi, el mayor del país, para redefinir los límites entre dos regiones, que mantiene hace 11 días paralizada a Sucre, con bloqueos de rutas y cuya jefatura de policía sufrió hoy un ataque incendiario.

"No vamos a aceptar presiones de nadie", subrayó el vicepresidente Álvaro García Linera, ante los medios en el Palacio de Gobierno en La Paz.

García Linera afirmó hoy que los límites históricos territoriales de Chuquisaca, cuya capital regional y nacional es Sucre, no serán modificados por presiones políticas que surgieron "sobre la base de mentiras", y reseñó que la ubicación del campo gasífero Incahuasi será definido por un estudio técnico en curso, que deberá acatarse.

"No encontramos un motivo real, verdadero, para que se den estas movilizaciones que muchas veces se las impulsa con falsedades, se dice que se quiere modificar el territorio, se quiere quitar territorio a Chuquisaca; al contrario, nosotros defendemos sus límites históricos", dijo García Linera en conferencia de prensa, citado por la estatal agencia ABI.