04/05/2018 divisas

Qu opinan los economistas sobre las medidas anunciadas por el BCRA y el Gobierno

La decisión del BCRA de elevar la tasa de política monetaria hasta el 40% y de reducir al 10% el límite que los bancos pueden mantener en moneda extranjera, sumado a un mayor ahorro en las cuentas públicas, fueron las principales medidas dispuestas por las autoridades para calmar al mercado cambiario y buscar dejar en claro que tienen bajo control la situación, coincidieron.

El economista Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis, consideró que las medidas anunciadas "son paliativos para calmar el mercado cambiario. Además con ellas el Gobierno demuestra que tiene maneja de la situación y apunta a la reducción del déficit fiscal". "Estas medidas paliativas no son gratuitas. Tendrán sus costos. Quizá haya menor obra pública y se encarecerá el crédito a corto plazo", reflexionó el economista en diálogo con Télam.

En tanto, Miguel Angel Boggiano, de Carta Financiera, dijo a Télam: "Ahora vamos a ver que lo que termina asimilando el mercado de todas estas medidas". Consideró que "el Banco Central es el que más pone la carne al asador" con la suba de tasas al 40%. "Hay que cuidar las reservas, me preocupa eso", indicó.

"Hay que ver si el mercado queda satisfecho con el mega anuncio. Ahora habrá que empezar a explicar cómo se baja el déficit fiscal, si se lo hace con consenso político. El mensaje es que se acabó el tiempo del gradualismo. El mercado le dice al Gobierno que quiere más resultados y más rápido", sostuvo Boggiano.

Dijo que tras la difusión de estas medidas "el mercado está apenas satisfecho. Está incrédulo. Me parece que para ver cómo se termina de desarrollar vamos a tener que ver lo que sucede con la renovación de Lebacs el 16 de mayo próximo", cuando vencen alrededor de 700.000 millones de pesos.

Por su parte, Irina Moroni, economista jefe de la Fundación Capital, dijo a Télam que "luego de varias idas y venidas, el Banco Central salió con una batería de medidas que buscan aplacar esta corrida puntual". "Es importante ver cómo continúa la pulseada, aunque ahora las mayores dudas vienen por el lado del crecimiento. Usar la tasa de interés puede tener un alto costo. En esta línea, es importante generar también otras ventanillas de liquidez en dólares", reflexionó.

Por su parte, Gabriel Torres, vicepresidente y senior credit officer de Moody's dijo que "el gobierno argentino ha anunciado varias medidas para hacer frente a las reciente presiones cambiarias. Si bien prevemos que esas medidas ayudarán a reducir la volatilidad cambiaria, el reciente debilitamiento del peso refleja una mayor percepción de riesgo para activos argentinos".

"Esto constituye un acontecimiento negativo en términos crediticios para Argentina, que depende de flujos de capital externos para financiar el déficit fiscal y el de cuenta corriente", agregó el especialista.

Por su parte, el diputado Eduardo Amadeo, de Cambiemos, sostuvo que "la economía vuela con todas las variables de crecimiento en alza", tras lo cual pronosticó que "el dólar se va a amesetar" y que el Gobierno "no hará el shock de ajuste que piden los mercados". "Vamos a salir de esto paso a paso, despacio", subrayó Amadeo al referirse a la opinión de determinados sectores económicos respecto a que la situación actual puede poner fin al "gradualismo" que impulsa el Gobierno.

En declaraciones formuladas esta mañana a la FM Radio Con Vos, el legislador oficialista entendió que el Gobierno está "en el camino correcto porque la economía vuela, todos los indicadores económicos muestran crecimiento". "No vamos a hacer como piden los mercados un shock, no vamos a ajustar como piden algunos delirantes, no vamos a echar a un millón de personas como piden, no vamos a producir un desastre social", aseguró.

Según el diputado, existe un "problema de expectativas" del cual "vamos a salir paso a paso" y "el valor del dólar se va a amesetar en unos días". "Tenemos espaldas y vamos a ir dando las señales de que estamos en control de todas las variables políticas y económicas", concluyó Amadeo.