02/05/2018 Armenia

El presidente pide negociar mientras crece el llamado a la desobediencia civil

Armen Sarkisian lamentó que la crisis política continúe después de que el Parlamento armenio fuera incapaz de elegir ayer al nuevo primer ministro pese al "peligro" que ello supone "para el futuro del país".


El presidente de Armenia, Armen Sarkisian, llamó hoy a reanudar las negociaciones en busca de una salida a la crisis política en el país, en medio de la campaña de desobediencia civil convocada por la oposición que hoy incluyó el bloqueo de la ruta que conduce al aeropuerto de la capital, piquetes en estaciones de subte y tomas de edificios gubernamentales.

"Toda nuestra atención está ahora en los pasos que den las fuerzas políticas. Les llamo a proseguir las consultas para encontrar una salida a la crisis que responda a nuestros intereses nacionales", dijo Sarkisián en un comunicado.

El líder opositor Nikol Pashinian, quien promueve las protestas de hoy y las que obligaron a renunciar la semana pasada al primer ministro Serge Sargsian, recibió ayer el respaldo de 45 parlamentarios opositores, muy lejos de los 53 escaños necesarios para lograr la elección, a la que se opusieron 55 diputados oficialistas.
etiquetas