27/04/2018 opinin

La danza existe como expresin del alma puesta en movimiento

El Día Internacional de la Danza fue establecido por la Unesco en 1982. Para celebrar la danza se eligió el 29 de abril por ser el natalicio de Jean-Georges Noverre, innovador y estudioso de este arte, maestro y creador del ballet moderno. Al respecto opinó para Télam Beatriz Durante, presidente del Consejo Argentino de la Danza y creadora del primer Ballet de Folklore y Tango de la Universidad de Buenos Aires.

Beatriz  Durante

Por Beatriz Durante

El Instituto Internacional del Teatro, organización mundial dedicada a las artes escénicas, fundada en 1948 por expertos en Teatro y Danza al amparo de la UNESCO, creó en 1982, a través de su Comité Internacional de la Danza, el Día Internacional de la Danza que se celebra cada año el 29 de abril, aniversario del nacimiento del Jean George Noverre, considerado el creador del ballet moderno.

Se destacan entre sus objetivos la promoción de la danza como arte universal capaz de superar todas las barreras políticas, culturales y étnicas, así como también el fomento del arte de la danza en todas sus manifestaciones, que incluyen los tiempos pasados, presentes y futuros.

Cada año, un destacado coreógrafo o bailarín prepara un mensaje que circula por todo el mundo; y se traduce a numerosos idiomas para su difusión universal, como vehículo de una comunicación que haga posible compartir los ideales y principios de la danza a toda la comunidad dancística del mundo y crear así, un vínculo común a través de la danza, en la unidad eslabonada de la totalidad de las expresiones de la madre de las artes.

La danza, en el sentido que le da Noverre, existe como expresión del alma puesta en movimiento, sin importar el lenguaje que utilice, pues la diversidad de formas que puede adoptar es infinita, y constituye solo el medio para expresar su sentimiento.

La danza enlaza el alma y el cuerpo, que liberado de su rigidez, puede expresarse libremente con ese idioma universal que nos acerca y conecta a otras culturas sin restricciones.

Celebremos entonces esta iniciativa del Instituto Internacional del Teatro que nos permite, cada año, fortalecer y acrecentar el vínculo maravilloso que se llama danza.

Como decía un poeta persa: "El que conoce el poder de la danza, tiene su morada en Dios".

El Consejo Argentino de la Danza, en su cuadragésimo aniversario, como miembro del Instituto Internacional del Teatro, y al abrigo a la vez de su Comité Internacional de la Danza, de acuerdo a los objetivos que dieron origen a esta conmemoración, organiza una gran Gala de Ballet, con entrada libre, en homenaje al arte de la danza, facilitando que la totalidad de quienes sienten a la danza como parte de su ser, sin distinción alguna, puedan reencontrarse y disfrutar de este arte que nos une .

Es nuestro vivo deseo que quienes tienen la responsabilidad de la educación y la cultura de los pueblos, tomen conciencia de la importancia que tiene este arte en la formación de los niños , en el sano desarrollo de su personalidad, como contribución para ayudar a fortalecer una sociedad y los valores que la integran.

De los grandes valores a exaltar en la disciplina de la danza se deben destacar sobre todo su nobleza, un valor en sí misma, como también en la ética, referida a la moral y al comportamiento del género humano. Desde otra perspectiva, no se puede omitir su intrínseca capacidad para contribuir a la comunicación social, dada su capacidad para la expresión del espíritu más allá de las diversas culturas y lenguajes.

Como elemento cultural, resulta esencial en el proceso evolutivo de la civilización del hombre hasta llegar a caracterizar el estado social de los pueblos, superando otras formas de conexión entre seres diversos del mosaico humano.

Desde el pasado más remoto, los pueblos de la historia se han caracterizado por expresarse en la exteriorización de su ser inmaterial y dotado de razón, hasta constituirse en un principio generador, con carácter íntimo y esencia, que se puede apreciar en toda su magnitud, como ocurre cuando es la danza la que traduce la vida de los afectos.

Las manifestaciones de la danza, entre las que se puede contar la celebración de su propio día, que en realidad se extiende al conjunto de todos los días del año, son una muestra de los esfuerzos de mujeres y hombres del planeta para dar a entender todo aquello que es una declaración de amor.


(*) Presidenta del Consejo Argentino de la Danza. Creadora del primer Ballet de Folklore y Tango de la Universidad de Buenos Aires.

etiquetas