25/04/2018 sindicatos

Las disidencias hacen peligrar el Confederal y el Congreso Normalizador de la CGT

En un marco caracterizado por las diferencias internas, el jueves 3 de mayo proseguirán las deliberaciones del Consejo Directivo de la CGT, que comenzaron el pasado 5 de abril y que al no poder llegar a un acuerdo pasaron a cuarto intermedio.

Por Orlando Romero


En ese encuentro donde todo hacía prever que se fijaría la fecha para convocar al Comité Central Confederal (CCC) para avanzar en el proceso de renovación de la actual conducción nacional de la CGT, la posición del triunviro Carlos Acuña (estaciones de servicio) anunciando que su mandato termina el 22 de agosto de 2020, dio por tierra con los intentos de los gremios más poderosos de entronizar a un solo secretario general.

Los sectores de "los gordos", "independientes", 62 Organizaciones, Movimiento de Acción Sindical Argentina (MASA), gremios energéticos y de transporte, tenían semicerrado el acuerdo impulsando la segura candidatura del triunviro Héctor Daer, habida cuenta de la renuncia de Pablo Moyano a la secretaría gremial y el anuncio que Camioneros no integraría la futura conducción.

Pero ocurrió algo inesperado: la decisión judicial de designar como interventor del Partido Justicialista nacional al titular del gremio gastronómico José Luis Barrionuevo, un dirigente controvertido pero con peso en el ámbito sindical.
etiquetas