23/04/2018 Nicaragua

Se espera una “gran marcha” tras las represión que causó 28 muertos

Nicaragua amaneció este lunes en un ambiente de tensa calma, sin confirmarse el inicio de un diálogo entre el gobierno y el sector privado, y en espera de una marcha nacional en Managua convocada por los empresarios con apoyo del sector estudiantil.

Pese a que el presidente Daniel Ortega derogó el domingo por la noche la reforma al Seguro Social que detonó una serie de protestas hace seis días, continuaron el domingo violentas acciones de la Policía contra estudiantes atrincherados en una universidad capitalina.


Según fuentes del movimiento estudiantil y el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, la incursión policial a la Universidad Politécnica (Upoli), en el sector norte de la capital, dejó al menos cinco heridos este lunes en horas de la madrugada, consignó la agencia de noticias DPA. El diario La Prensa, en cambio, afirma que en esa incursión de madrugada la policía mató a uno de los estudiantes, con lo que la cifra extraoficial de fallecidos desde que se iniciaron los disturbios, hace seis días, rondaría los 29.

El Ministerio de Educación, por su parte, anunció la suspensión indefinida de las clases en todos los niveles de enseñanza. La misma situación rige para las universidades, involucradas de lleno en las protestas. El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), aliado del gobierno pero enfrentado a Ortega a raíz de la reforma unilateral, convocó a la población a asistir este lunes a una "caminata por la paz", prevista para las 15 (las 18 hora argentina).