22/04/2018 Paraguay

El oficialista Abdo Bentez se encamina a ser el nuevo presidente paraguayo

El oficialista Mario Abdo Benítez se imponía en las elecciones presidenciales de este domingo en Paraguay por menos de cuatro puntos porcentuales cuando se había completado el 96,7% del escrutinio oficial, informó el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).


Abdo Benítez, del Partido Colorado conservador, obtenía 46,49 por ciento de los sufragios mientras el liberal Efraín Alegre reunía 42,73 por ciento, de acuerdo con los guarismos publicados en el sitio web del TSJE.

Favorito en la mayoría de las encuestas de intención de voto, Abdo Benítez será el sucesor de su correligionario Horacio Cartes, dado que en Paraguay no hay balotaje y para consagrarse presidente solo basta sumar la mayor cantidad de votos en la primera y única vuelta electoral.

La victoria del candidato colorado comenzó a palpitarse a la hora de cierre de los centros de votación, cuando, pese a la prohibición vigente, se hicieron públicas dos encuestas a boca de urna que, sin mencionarlo por su nombre, lo dieron ganador.

Un par de horas después, Abdo Benítez -conocido como Marito por ser el hijo homónimo de quien fue el histórico secretario privado del dictador Alfredo Stroessner- llegó a la sede de su comando de campaña, a la espera de un resultado irreversible, para pronunciarse.

El candidato colorado lanzó en las últimas semanas un pliego de propuestas: promover una Asamblea Nacional Constituyente que trabaje sobre una necesaria reforma del Poder Judicial, lograr una "revolución educativa" que lleve el porcentaje de Educación a 7 por ciento del PIB, y mejorar la base contributiva del país, que tiene un esquema con impuestos muy bajos.