20/04/2018 Moda

De la mano del nuevo prncipe heredero, Arabia Saudita da un salto histrico hacia los desfiles de moda

El país árabe, que acaba de celebrar con cuatro días de desfiles su primera e histórica Semana de la Moda, prepara la segunda edición para octubre, en el marco del proceso de modernización encarado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Foto: Arab Fashion Council
Foto: Arab Fashion Council


Arabia Saudita, que acaba de celebrar con cuatro días de desfiles su primera e histórica Semana de la Moda, prepara la segunda edición para octubre, en el marco del proceso de modernización encarado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Si bien, la primera "Arab Fashion Week" (su nombre oficial en inglés) no contó con público masculino, ni medios ni redes sociales, fue un evento "esperado durante muchos años por las mujeres", según confesó al New York Times Marriam Mossalli, una consultora de lujo de la ciudad de Jeddah.

"Fue una oportunidad increíble para superar la desconexión en las mentes de los extranjeros sobre las mujeres sauditas, cómo diseñan y cómo se visten"



"Fue una oportunidad increíble para superar la desconexión en las mentes de los extranjeros sobre las mujeres sauditas, cómo diseñan y cómo se visten", describió Mossalli.

La semana de la moda saudí en Riad, que se celebró del 10 al 14 de abril y que había sido aplazada primero dos semanas porque las modelos, invitados especiales y diseñadores extranjeros no llegaron a tramitar sus visas, y luego demorada un día por cuestiones logísticas en su sede del lujoso hotel Ritz-Carlton, tuvo al francés Jean Paul Gaultier y al italiano Roberto Cavalli, a la cabeza de la nómina de creadores que presentaron sus colecciones.

El evento llevó poco más de cinco meses de planificación y fue organizado por el Arab Fashion Council (una organización sin fines de lucro de Dubai que abrió la oficina de Riad en diciembre).

Se celebraron en total 16 desfiles, en los que tanto diseñadores locales como de países como El Líbano, Egipto, e Italia mostraron sus colecciones.

Entre los locales que mostraron su colección, estuvieron Arwa Al-Banawi, una diseñadora saudí establecida en Dubai, quien aseguró que la moda saudita podría ser un paso más en el camino hacia el empoderamiento femenino en su país.

"Para nosotros es tan importante que tengamos nuestra propia semana de la moda: históricamente siempre he mostrado en Dubai o París, pero como mujer saudita realmente quería ser parte de este momento", aseguró.

Foto: Arab Fashion Council
Foto: Arab Fashion Council


A su vez, Mashael AlRajhi, un diseñador establecido en Riad, presentó sus prendas de calle fusionadas con las raíces árabes, incluida una colaboración con Nike en su primera hijab que se vio en la pasarela.

La princesa Noura Bint Faisal Al-Saud, presidenta honoraria del Consejo de Moda Árabe en Riad, se unió a diseñadores, influencers y actores de la industria para presencias los desfiles de la histórica semana.

Si bien, el príncipe gobernante flexibilizó varias de las antiguas y estrictas reglas sociales, las mujeres todavía tienen que cumplir con las llamadas leyes de tutela



"La moda siempre le interesó a Arabia Saudita y no es algo que no estuviera sobre la mesa y por eso el Consejo de la Moda está tratando de llevar la industria a un nivel completamente nuevo", sostuvo la princesa en declaraciones al diario local The National.

Tanto medios locales como los extranjeros se hacen eco de que el impacto causado por la primera semana de la moda en Arabia Saudita, impensable hace apenas un par de años, llega de la mano de los planes de reforma económica y social del país que encara Bin Salman, que incluye un reposicionamiento como un destino dinámico para los negocios.

Foto: Afp
Foto: Afp


Si bien, el príncipe gobernante flexibilizó varias de las antiguas y estrictas reglas sociales, las mujeres todavía tienen que cumplir con las llamadas leyes de tutela, que les dan a los parientes masculinos el poder de tomar muchas decisiones integrales en sus vidas diarias.

Pero es innegable cómo ha cambiado la política desde junio pasado, cuándo el príncipe se incorporó al gobierno saudita como adjunto del primer ministro.

Foto: Arab Fashion Council
Foto: Arab Fashion Council


De hecho, a partir de junio de este año las mujeres sauditas podrán manejar un vehículo y fueron autorizadas a ir a cines, estadios de fútbol y otros lugares de ocio.

La  modernización que lleva adelante Salman tiene al plan "Visión 2030" como eje e incluye el respaldo a pequeñas y medianas empresas, en particular las de mujeres



The National recuerda que, al ser entrevistado por el programa 60 Minutos durante una reciente visita del príncipe a Estados Unidos, éste insinuó que la abaya (la túnica larga y suelta que usan las mujeres desde el cuello hacia abajo) podría dejar de ser obligatoria.

Esa modernización que lleva adelante Salman tiene al plan "Visión 2030", como uno de los ejes de un futuro gobierno gobierno y el cual incluye el respaldo a pequeñas y medianas empresas, en particular las de mujeres.

En esa línea, el diseñador Mashael AlRajhi aseguró que "hay tanto talento creativo floreciendo en Arabia Saudita que la próxima prioridad debe ser construir una mejor infraestructura local para que la industria de la moda pueda crecer y los diseñadores no tengan que irse".