16/04/2018 Estados Unidos

Starbucks se disculpa tras el arresto de dos ciudadanos afroamericanos en un local de Filadelfia

La cafetería Starbucks se encuentra en el ojo de la tormenta por el arresto, sin motivo aparente, de dos hombres afroamericanos en uno de sus locales en Filadelfia y ahora enfrenta acusaciones de racismo y llamadas a un boicot en toda la compañía.


El jueves pasado, un empleado de la firma llamó a la policía, irritado por el hecho de que ambos jóvenes no pedían nada y, al ser invitados a salir, se negaron. La escena con los jóvenes esposados y llevados por al menos seis agentes de policía fue filmada con los celulares de muchos clientes y pronto se viralizaron las imágenes en las redes sociales. Mientras los policías retiraban esposados a los dos jóvenes, otros clientes gritaban que no estaban haciendo nada malo.



Según la versión de los detenidos, los hombres estaban esperando a un amigo y habían pedido usar el baño del local pero el empleado, que fue despedido, les negó el acceso y llamó a la policía, reportó el diario The Washington Post.



El video causó una ola de protestas de parte de las asociaciones de defensa de los derechos civiles y de mucha gente común que este lunes por la mañana en Estados Unidos realizó numerosas marchas contra Starbucks, que posee 28.000 locales en todo el mundo, y pidió el boicot a la cadena. 



La acusación de "discriminación" y comportamiento "racista", llevó al CEO de Starbucks, Kevin Johnson, a publicar una carta de disculpas donde definió el episodio como "reprobable".