15/04/2018 entrevista

Urtubey y la intervencin del PJ: "Es el crudo reflejo de la decadencia del partido"

En una entrevista con Télam, el salteño sostuvo que el desafío del PJ es "aprovechar la crisis como oportunidad".

Por Paola Soldano


El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, aseguró que la intervención del PJ es el "más crudo reflejo de la decadencia absoluta" del partido como "herramienta de transformación social", dijo que la orientación del gobierno de Mauricio Macri es "correcta" aunque hay "mucha marchas y contramarchas" y ratificó que trabajará en la construcción de un espacio político "superador" que "se corra de la grieta".
En una entrevista con Télam, éstas fueron sus respuestas más destacadas:

-¿Qué piensa de la intervención del Partido Justicialista?
-La actual situación no hace más que confirmar la crisis terminal que atraviesa el partido. Hemos llegado a este nivel porque se ha despreciado la institucionalidad partidaria y al PJ como una herramienta de transformación social. La discusión respecto de la intervención, quién es el interventor, si se apela o no, es una anécdota. Es el más crudo reflejo de la decadencia absoluta del partido como herramienta de transformación social. El desafío es ver cómo aprovechamos esta crisis como oportunidad. Hay que salir a buscar consensos en una construcción más amplia, y hacer una tarea previa de reposicionamiento del peronismo para lograr su reconstitución como una herramienta jurídica que le sirva a la Argentina y a los argentinos.

-¿Cómo ve desde Salta la realidad del país?
-La Argentina ha vivido algunos avances en materia institucional, se han ordenado algunas variables que son importantes en materia de su reinserción en el mundo. Haber resuelto algunos temas como el cepo cambiario generó un marco de cierta tranquilidad en sectores productivos. Ahora, cuando vamos al marco particular, advertimos algunos problemas de competitividad en las economías regionales. Lo que está pasando con los ingenios azucareros, por ejemplo, no es un detalle menor. 
La falta de herramientas en términos de una política económica que vaya más allá de la política monetaria, me parece que hoy está generando problemas. El país requiere que encontremos competitividad en algún otro lado que no sea en la política monetaria como, por ejemplo, en logística, energía, transporte, comunicaciones, financiamiento, normas fiscales y parafiscales. 
El déficit fiscal es un problema serio, porque va a presionar siempre sobre la política monetaria y le va a quitar competitividad a los sectores productivos. Es correcta la orientación del gobierno en ese sentido, pero a mi juicio hay mucha marcha y contramarcha, que en alguna medida nos quita eficiencia en esa tarea.

-¿Cómo ve la construcción del peronismo de cara a 2019, más allá de la intervención?
-Estamos en un desafío importante, que es garantizar que la Argentina pueda resolver algunas situaciones estructurales. Y eso nos pone, como oposición, en una enorme obligación institucional de ayudar para que al país le vaya bien. Y la otra tarea que tenemos es plantear una alternativa superadora a la actual. El problema de la Argentina es que se trabaja sobre la lógica del pensamiento único. Error de la administración anterior y de ésta.