13/04/2018 La Rioja

Santa Clara, el pueblo riojano cuyo principal atractivo es el hombre de los telares

Se trata de Nicolás Fajardo, el último de los hilanderos de una familia tradicional, quien continúa con la producción de ponchos y otras prendas confeccionadas en telares manuales de madera.

Por Gustavo Espeche Ortiz



Santa Clara es un pequeño pueblo del árido oeste riojano, con un microclima especial que genera buenos cultivos frutales y sombra fresca en sus veredas arboladas, pero su mayor atractivo turístico es una casa de adobe de 106 años, donde un vecino mantiene la tradición del tejido artesanal.

Se trata de Nicolás Fajardo, el último de los hilanderos de una familia tradicional, quien continúa con la producción de ponchos y otras prendas confeccionadas en telares manuales de madera, a las que tiñe con productos naturales, tanto vegetales como minerales.

Su persistente labor y las escasas ventas le han generado un variado y colorido stock de ponchos, mantas, colchas, caminos y otros productos, que convirtieron su vivienda y taller en un virtual museo y sala de exposición, que es un atractivo para quienes visitan Santa Clara.



etiquetas