10/04/2018 Informe

Hubo al menos 103 crmenes de odio contra la comunidad LGBT en 2017

La Federación Argentina LGBT advirtió que hubo 13 asesinatos y aumentaron 500% los casos de violencia física, al presentar un relevamiento que da cuenta que las cifras son peores por los casos que no toman estado público o en los que no se respeta la identidad de género de las víctimas, la mayoría de ellas mujeres trans.

Por Camil Straschnoy


Unas 103 personas fueron víctimas de crímenes por su orientación sexual o identidad de género en la Argentina durante 2017, la mayoría de ellas mujeres trans, de acuerdo a un informe realizado por la Federación Argentina LGBT que advirtió por los 13 asesinatos a miembros de la comunidad y un aumento en 500% en casos de violencia física que no terminaron en muertos respecto al 2016.

El trabajo releva casos denunciados o que tomaron estado público a través de los medios de comunicación por lo que alertan que las cifras “únicamente permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho peor”. Además, existen dificultades particulares como por ejemplo no todas las personas trans asesinadas se las registra como trans y se les respeta su identidad de género y no todos los crímenes contra lesbianas, gay y bisexuales se visibilizan como tales sino que en muchos casos se oculta la orientación sexual.

Dicho esto, el informe indica que hubo 103 agresiones, asesinatos o hechos de violencia física, motivados por un acto de discriminación por orientación sexual, expresión e identidad de género.

En el 58% de esos casos las víctimas son mujeres trans (travestis, transexuales y transgéneros), en segundo lugar con el 30% se encuentran los varones gays, el 9% apuntan contra lesbianas y el 3% contra varones trans.



De los crímenes registrados, el 13% corresponde a asesinatos y el 87% a violencia física que no terminó en muerte. Es decir, hubo 13 homicidios (11 mujeres trans, un varón trans y un varón gay) y 90 casos de violencia física, lo que supone un incremento “alarmante” del 500% respecto al 2016, indicó el informe.

“Del total de asesinatos, el 84% son de mujeres trans. Una cifra impactante, que comprueba como la violencia a la comunidad LGBT está particularmente dirigida a travestis, transexuales y transgénero mujeres. El resto de crímenes de odio que terminaron en muerte el 8% corresponde a varones trans y otro 8% a varones gays”, agregó.

“Estos asesinatos constituyen la expresión más grave de la violación de los Derechos Humanos de una persona, son crímenes de odio cometidos con una descomunal rabia, con métodos de tortura, en los que arrancarles la vida a las víctimas no basta, sino que además, sus cuerpos quedan destrozados”, completó el trabajo.

Son crímenes de odio cometidos con una descomunal rabia, con métodos de tortura, en los que arrancarles la vida a las víctimas no basta, sino que además, sus cuerpos quedan destrozados



Sobre la modalidad empleada para ejecutar los crímenes, tanto asesinatos como violencia física, el 70% fueron cometidos a golpes, le siguen los balazos, las puñaladas y el abuso sexual, todos estos con igual número de casos (4%) y también se registraron delitos de estrangulamiento, ahorcamiento, asfixia y degüello.

En cuanto los autores, el 79% es cometido por personas privadas (67% de ellos personas desconocidas, como clientes del trabajo sexual) y el 21% restante por personal de las fuerzas de seguridad  que, destacó el informe, “manifiestan particular saña y odio contra la comunidad de mujeres trans”.



“Ello se manifiesta en el desconocimiento de sus identidades autopercibidas -burlas, insultos, descalificaciones-, en detenciones arbitrarias con armado de causas judiciales, en la criminalización del trabajo sexual, en la exigencia de coimas o de servicios sexuales gratuitos, en persecuciones, hostigamientos, tratos vejatorios e inhumanos, violaciones y tortura, tanto en la vía pública, como en comisarías y penales”, advirtió la investigación.

El porcentaje más alto (36,35%) de los crímenes registrados ocurrió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, le sigue con el 33,32% la provincia de Buenos Aires y luego la provincia de Santiago del Estero con el 5,5% y Tucumán con el 4,4%. En quinto lugar se encuentran Salta, Córdoba y Neuquén, con igual número de casos.

“No es casual que el gran centro urbano que representa Capital Federal concentre la mayor cantidad de casos de crímenes de odio del país, ya que se es notable la migración de personas de la comunidad LGBT, por el gran estigma y la exclusión que acarrea pertenecer a este colectivo en ciudades pequeñas”, concluyó el relevamiento.

Con nombre y apellido

Al denunciar la violencia institucional contra el colectivo LGBT, el trabajo recordó los homicidios de Pamela Macedo Panduro, Angie Velázquez Ramírez, Brandy Bardales Sangama y Damaris Becerra Jurado, mujeres trans migrantes privadas de su libertad: “Murieron por las condiciones de detención en las que se encontraban, por no recibir la alimentación correspondiente a su estado de salud, ni la atención medica acorde a las enfermedades crónicas que padecían”.

Este año también fue asesinada Ayelén Gomez, mujer trans encontrada desnuda bajo las tribunas del Lawn Tenis de Tucumán, con signos de haber sido violada y golpeada. En 2012 ya había denunciado que un policía la violó y otro la forzó a practicarle sexo oral tras haber sido detenida arbitrariamente en la capital provincial, amenazada y obligada a pagar una coima para ser liberada.

Tanto el parte policial como los medios de comunicación no respetaron su identidad de género, como tampoco lo hicieron con Charly Guerrero, varón trans de Salta que fue asesinado al salir de su casa a comprar azúcar para el desayuno al almacén del barrio.

El trabajo fue realizado por el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT junto con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de Argentina.
  "En 2017 relevamos 103 casos de violencia fisica hacia la comunidad LGBT, y 13 concretamente asesinatos por odio hacia la diverisdad sexual, que en la mayoria de los casos repite el dato de que son femicidios trans, asesinatos hacia mujeres trans", indicó Maria Rachid, Titular del Instituto Contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y Secretaria General de la FALGBT.