22/03/2018 cine

Guillermo Casanova: "No creo en las reglas rgidas para contar una historia"

Con "Otra historia del mundo", el cineasta uruguayo que hace una década y media sorprendió con "El viaje hacia el mar" regresa con una adaptación de un relato del escritor Mario Delgado.

"Otra historia del mundo" aborda con una sonrisa una anécdota que tiene como marco un pequeño pueblito del interior de su país en los estertores de la dictadura cívico-militar.


Casanova comenzó en el mundo audiovisual hace tres décadas en el Centro de Medios Audiovisuales (CEMA), para luego dedicarse al videoarte y a los videoclips de numerosos artistas de su país, incluso un exitoso documental con una extensa gira de Jaime Roos, antes de estrenar en 2003 "El viaje hacia el mar", aplaudida por la crítica y el público.

Sin embargo para volver él mismo al cine se hizo esperar, y en 2016 arrancó con el proyecto de "Otra historia del mundo", en coproducción con Argentina y Brasil, una comedia dramática que adapta la novela "Alivio de luto", del periodista Mario Delgado, publicada en 1998, ambientada en una ficticia ciudad del interior uruguayo, durante los años oscuros del país vecino.

Son los últimos tiempos de la dictadura en Uruguay y un par de amigos deciden hacerle una broma pesada al militar que oficia de intendente en la zona, "secuestrarle" los enanos de terracota de su jardín, su más preciado tesoro, y pedir -por radio- como rescate el levantamiento de la veda alcohólica nocturna en los bares, instaurada por él en ese tranquilo paraje.

Trailer

Lo que parece una broma termina convirtiéndose en una pesadilla, primero con la desaparición de uno de los terroristas de pacotilla y una breve clandestinidad del otro, que finalmente se las ingenia para inventar una forma de encontrar solidaridad entre sus vecinos, ofreciendo clases sui generis y "a la gorra", de historia de la humanidad, con el ausente como protagonista.

Para el elenco principal, Casanova buscó actores conocidos de la escena uruguaya, como César Troncoso y Roberto Suárez, Natalia Mikeliunas y Alfonsina Carrocio, Néstor Guzzini y al argentino Nicolás Condito, entre otros, y para la música a Hugo Fattoruso.

-Télam: ¿Hay algún motivo que justifique el largo paréntesis entre tu primer largometraje y este?
-Guillermo Casanova: Es simplemente por un tema de financiación. En Uruguay se hace cada vez más difícil poder financiar películas de alto costo, sobre todo porque somos cada vez más los que queremos lo mismo y los recursos son siempre los mismos.
etiquetas