17/03/2018 Hurlingham

Gesto de unidad en el congreso del PJ bonaerense

El primer congreso del PJ bonaerense de 2018, realizado en el club Villa Tesei, se extendió durante más de tres horas, y logró lo que el encuentro peronista en San Luis pretendía: reunir a los kirchneristas, peronistas tradicionales, massistas, randazzistas, gremios y movimientos sociales bajo una misma meta, la de volver al gobierno el año próximo.

Congreso del PJ bonaerense

El peronismo bonaerense hizo un gesto de unidad al integrar el congreso partidario con miembros de todos los sectores y convocar para que vuelvan al partido los dirigentes que se distanciaron durante el kirchnerismo, con la mira en un frente electoral amplio para 2019.

Sin cruces ni chicanas por anteriores decisiones políticas y con el sindicalista camionero Hugo Moyano presente, la sesión ordinaria fue tranquila y fluyó entre lo formal y los discursos políticos contra el Gobierno y en búsqueda de la unidad justicialista, para volver a triunfar en las urnas en la provincia de Buenos Aires tras las tres derrotas en 2013, 2015 y 2017.

El camino de la unidad no es un sendero de flores para el peronismo provincial, y por eso -durante horas- estuvieron deliberando en la municipalidad de Hurlingham para negociar los 300 cargos partidarios a repartir en el Congreso previsto para las 11, y que comenzó pasadas las 13. Intensa, la reunión incluyó algunos reproches entre los dirigentes. Transcurrió en la sede municipal, a unas cuadras del club Tesei, y concluyó con una gran foto de unidad: incluyó al titular del partido, Gustavo Menéndez (Merlo), el flamante presidente del Congreso, Fernando Espinoza, e inclusive al intendente de Lomas de Zamora y principal referente del peronismo dialoguista, Martín Insaurralde, que luego de esa reunión previa se volvió para su distrito.