15/03/2018 visita

El presidente recibi a los deportistas que ascendieron el Aconcagua con fines solidarios

Mauricio Macri recibió en la residencia de Olivos a los andinistas del proyecto "Summit Aconcagua 2018", que llevaron hasta la cima de la montaña más alta del continente la bandera de Juegos Olímpicos de la Juventud, que se desarrollarán este año en Buenos Aires.



La expedición estuvo integrada por once personalidades del deporte y la sociedad que subieron el mítico Aconcagua para "promover el deporte, la vida saludable y fomentar los valores olímpicos de amistad, respeto y excelencia".

También para "dar un mensaje esperanzador a la sociedad a través de las historias de superación de los participantes", y finalmente para recaudar fondos para la "Fundación Baccigalupo", que trabaja en el desarrollo psicomotriz de chicos con discapacidad intelectual.

Por cada metro que ascendieron los atletas, como el basquetbolista Fabricio Oberto o la judoca Paula Pareto, la Fundación Fortabat donó 3 pesos y la Fundación Messi, 10 pesos.

Los miembros del grupo, del que forma parte el conductor televisivo Julián Weich, contaron a Macri en Olivos los desafíos que tuvieron que enfrentar durante la travesía, que duró 19 días en la zona cordillerana de Mendoza.

En rigor, la cima de 6.962 metros sólo fue alcanzada por Julián Weich y Ezequiel Baraja, fundador del equipo de rugby “Los Espartanos”, pero todos superaron "importantes desafíos", señalaron fuentes del Gobierno.

El equipo de escaladores se completó con Silvio Velo, María del Pilar Pereyra, Elisa Sampietro de Forti, Pablo Giesenow, Álvaro Casillas, Peter Czanyo y Fernando Pedro Marino.

En Olivos también participaron de la audiencia el secretario de Deportes, Javier MacAllister, y Cecilia Baccigalupo, titular de la fundación beneficiada.