13/03/2018 msica

Marcelo Nisinman vuelve y asume con el grupo Franz "nuestra forma de hablar el tango"

"Puedo decir que el oyente no va a quedar indiferente después de escuchar Franz. Quizás nos amen, quizás nos odien, pero algo es seguro: la música no pasará desapercibida", arriesgó el bandoneonista durante una entrevista con Télam.

Marcelo Nisinman, artista tanguero que hace más de 15 años está radicado en Europa, regresará el domingo para presentarse desde las 20.30 en la Sala Sinfónica del CCK como parte del quinteto Franz, con "la idea de mostrar que el tango es una música infinita", según propuso.


Franz reúne al bandoneón de Nisinman con el contrabajo de Daniel Falasca, los clarinetes de Mariano Rey, el violín de Pablo Agri y el piano de Cristian Zárate para asumir lo que el autor y arreglador presentó como "instrumentistas que le dan la poesía a mi música, le dan la vida que requiere a nuestra forma de hablar, a nuestro lenguaje".

Desde esa postura, el músico agregó: "No estamos en una falsa postura revolucionaria sino que lo que simplemente encaramos es una forma de hacer lo que nos representa y a nuestra manera la música de Buenos Aires".

En su tránsito, el creador, de 47 años, colaboró con Gidon Kremer, Britten Sinfonia, Gary Burton y la Philadelphia Orchestra dirigida por Charles Dutoit, entre otros. Se ha presentado como solista con la WDR Big Band, fue compositor en residencia en el Oxford Chamber Music Festival y desde ese momento ha sido invitado en numerosos festivales, incluyendo el Kuhmo Chamber Music Festival (Finlandia) y el Sonoro Festival (Bucarest).

También se desempeñó como artista en residencia en el Boswil Festival, trabaja en colaboración con el cuarteto de cuerdas Vogler, participó como solista y compositor del Festival de Ravenna junto a Martha Argerich, a inicios de 2017 grabó sus obras y arreglos junto a la Baltic Neopolis Orchestra de Polonia, en junio estrenó su obra para cuatro máquinas y orquesta "Stelzen's Tango" y en octubre estrenó sus obras y arreglos con la Sinfonietta Riga junto a la pianista Diana Ketler.

La aventura con Franz, que además plasmará su impronta en un disco que está registrándose, podrá apreciarse en directo en un concierto gratuito en el espacio principal del centro de Sarmiento 151.

Télam: ¿Qué le llamó la atención del intercambio creativo con Cristian Zárate para entrever que allí había una obra que debía publicarse y mostrarse?
Marcelo Nisinman: Simplemente la genialidad y originalidad de la música de Zárate, sobre todo en el plano armónico y expresivo. Por otro lado me tomé el atrevimiento de hacerle la propuesta después de tantos años de colaborar juntos, muchas veces él como pianista en proyectos míos y otras yo en proyectos suyos como bandoneonista.
etiquetas