13/03/2018 Libros

Ezequiel Spector: "La sociedad argentina est dividida en mucho ms que dos bandos"

En "Malversados" (Sudamericana), el investigador examina la aún vigente grieta y la posverdad que hace de las cuestiones emocionales más decisivas que las racionales.

Por Julieta Grosso

En los debates que recalientan las pantallas televisivas y enrarecen el intercambio en las redes aparecen naturalizadas una serie de trampas argumentativas que el abogado y docente Ezequiel Spector desgaja en su libro "Malversados", un recorrido por quince falacias frecuentes que van desde plantear falsos dilemas hasta la tentación de impugnar un argumento a través de la desacreditación de quien lo formula.

Los fervorosas discusiones que hasta hace unos años se tejían bajo la escenografía de una sobremesa familiar o una reunión de amigos enrarecen ahora los espacios virtuales, donde se alistan bandos antagónicos que intentan desacreditar a su interlocutor bajo la fachada de un falso diálogo que incluye visiones distorsionadas y chicanas del tipo "vos no podés hablar" o "la gente no se equivoca".

- Télam: Si el nivel del debate público de un país es una suerte de termómetro que mide la calidad democrática, ¿cuál es el estado de nuestra democracia?
- Ezequiel Spector:
En términos generales, el nivel de debate deja mucho que desear. Esto no significa que estemos en el peor de los escenarios. Hay algunas discusiones interesantes en los medios de comunicación y noto un esfuerzo por parte de algunos periodistas de enriquecer el debate con argumentos. Con respecto a los políticos, y en particular al oficialismo, aunque no esté de acuerdo con muchas de las medidas adoptadas, valoro que estén abiertos a la discusión y a las críticas. Aún así­, creo que en los debates políticos que podemos ver en los medios siguen predominando las chicanas y las falacias. Se busca el mejor golpe de efecto, dejar mal parado al otro usando cualquier recurso tramposo para lograr tal objetivo.