13/03/2018 Secretario de Estado

Mike Pompeo: desde la CIA a nuevo jefe de la diplomacia estadounidense

El presidente estadounidense, Donald Trump, cesó hoy de manera fulminante a Rex Tillerson como secretario de Estado y anunció que esa función la ejercerá el hasta ahora director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo.

 


Pompeo, de 53 años, es un prominente miembro de la facción ultraconservadora republicana conocida como Tea Party, además de integrante de la Asociación Nacional del Rifle.

Desde 2011 es miembro de la Cámara de Representantes por el estado de Kansas.

Casado con Susan y padre de un hijo, en 1986 se enroló en la Academia de West Point,
se graduó con las más altas calificaciones y tras su egreso tuvo como destino un lugar de extrema tensión durante la Guerra Fría: la Cortina de Hierro del Muro de Berlín.

Luego, de regreso al país, se inscribió en la Universidad de Harvard, donde estudió leyes.
En el sur de Kansas fundó Thayer Aerospace, una empresa dedicada al suministro de material aéreo para destino comercial y militar.

En su época de legislador integró el Comité de Energía y Comercio, por un lado, y de Inteligencia, por otro, donde se destacó en la investigación que puso contra las cuerdas a Hillary Clinton, rival de Trump en las pasadas elecciones norteamericanas.

También fue parte del Comité sobre Bengazi, creado en 2014 para investigar el ataque mortal de 2012 a un complejo diplomático de Estados Unidos en Libia, investigación que los demócratas describieron como "una cacería de brujas política" contra la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Fuerte crítico de la política exterior propuesta por la Administración de Barack Obama, es impulsor de dar marcha atrás con el tratado nuclear firmado con Teherán, cuyo gobierno caracteriza como "Estado promotor del terrorismo".
De hecho, este fue uno de los temas de coincidencia que hoy mencionó Trump al justificar su designación en el Departamento de Estado, y de sus discrepancias con el desplazado Tillerson.

"Con Mike Pompeo tenemos una forma de pensar similar. Tiene una tremenda energía, un tremendo intelecto; siempre estamos en la misma onda", señaló Trump a la prensa antes de embarcar en el helicóptero presidencial para partir rumbo a California y respecto de Tillerson marcó: "No estábamos de acuerdo en las cosas, como el acuerdo con Irán".

Por otra parte, Pompeo considera a Rusia como una de las "principales amenazas" para Estados Unidos y rechazó frontalmente el uso de métodos de tortura durante los interrogatorios de la agencia de inteligencia, declaraciones con las que se salió de la línea marcada por el presidente Donald Trump durante la campaña.

Como legislador defendió los programas de recolección masiva de datos personales por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y es un un firme defensor de que se mantenga abierto el centro de detenciones que Washington mantiene en Guantánamo, Cuba.