12/03/2018 entrevista

"La gran grieta del tenis argentino ya no existe", afirm Jos Luis Clerc

De este modo una de las grandes figuras del deporte argentino dejó atrás viejas disputas con Guillermo Vilas y recalcó que actualmente mantienen una relación de afecto.

Por Christian Frigerio

José Luis "Batata" Clerc destacó que recibió el apoyo de Vilas para ir en búsqueda de la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) el mes próximo. “La gran grieta del tenis argentino ya no existe. Vilas y yo estamos ligados para este proyecto, jamás tuvimos una oportunidad y ahora nos unimos con un propósito fundamental que es trabajar para mejorar el tenis argentino”, explicó Clerc en una entrevista que concedió a Télam.

Clerc, ex número cuatro del mundo en 1981 y ganador de 25 títulos de la ATP (en la Argentina sólo es superado por Vilas, quien conquistó 62), será el candidato a presidente de la AAT en las elecciones que se celebrarán a fines de abril para la renovación de sus autoridades.

La otra lista, la opositora, estará encabezada por otro ex tenista, Agustín Calleri, cordobés de Río Cuarto, que cuenta con el aval de la denominada “Legión Argentina” que acaparó títulos y elogios a nivel mundial durante la década de 2000, con David Nalbandian, Gastón Gaudio y Guillermo Coria como los más destacados.

En cuanto a “Batata”, encabezará una lista que tendrá a algunos dirigentes de la conducción actual, entre ellos Daniel “Palito” Fidalgo y Diego Gutiérrez, y contará con la “bendición” de Vilas, el más grande tenista argentino de todos los tiempos, con quien estuvo durante años enemistado, al punto de no dirigirse la palabra en la final de la Copa Davis de 1981 ante los Estados Unidos, en Cincinnati, en un hecho increíble.

“Vilas me dijo que podía contar con él, su aporte será desde afuera porque está radicado en el exterior, en Montecarlo y también un poco en Mallorca donde tiene su academia. Estoy entusiasmado, quiero devolverle al tenis todo lo que me dio desde que comencé a jugar a los 9 años”, expresó el ex tenista entusiasmado por tener al gran “Willy” de su lado.