08/03/2018 Brasil

El ultraderechista Bolsonaro lanza su precandidatura y promete mano dura

El diputado ultraderechista, defensor de la dictadura militar y condenado en tres instancias por apología de la violación, admitió que no sabe de economía pero que aplicará las "enseñazas que adquirió en Estados Unidos", en caso ser elegido.

Por Pablo Giuliano



Segundo en las encuestas y favorito absoluto en caso de que no pueda presentarse el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Bolsonaro, un ex coronel del Ejército, se afilió al diminuto Partido Social Liberal, que será la plataforma de su presidencia, y abandonó el Partido Social Cristiano, identificado apenas con el conservadurismo evangélico.

"Reconozco que no entiendo de economía y creo que es un mérito decir que no sé, eso es mucho mejor que decir que uno sabe y equivocarse. Estuve en Estados Unidos para traer enseñanzas de allí", dijo el diputado del estado de Río de Janeiro.

Adelantó que trabajará, a la par de su candidatura presidencial, para ampliar el bloque conservador que busca endurecer las leyes penales y liberar la posesión de armas. "El bloque de la bala, llamado así en forma jocosa, se transformará en el bloque de la ametralladora", bramó anoche durante su fiesta de afiliación, donde decenas de seguidores le gritaban con devoción "Mesías", "Mito" y "Presidente Militar".

Bolsonaro, según la última encuesta del Instituto MDA para la Confederación Nacional del Transporte divulgada el lunes, tiene el 16% de intención de voto, menos de la mitad de Lula y el doble que sus perseguidores, la ambientalista Marina Silva y el gobernador paulista, Geraldo Alckmin.

Según varios analistas, si Lula es inhabilitado a presentarse a raíz de una condena por corrupción en segunda instancia, Bolsonaro tendría un lugar garantizado en la segunda vuelta electoral con chances de victoria ante cualquier otro oponente que no sea el líder del Partido de los Trabajadores (PT).