08/03/2018 Opinin

Cuando sumar multiplica

Sobre la necesidad de que la empresas y compañías den las mismas oportunidades a las mujeres que a los hombres opinó para Télam Jorge Habif, licenciado en Administración con posgrado en Estrategía en Recucursos Humanos y director de Recursos Humanos de La Caja.

Jorge Habif

Por Jorge Habif

Todos somos distintos, es parte de la naturaleza humana que nos hace únicos y especiales. Es nuestra identidad, forma parte de nuestro ADN y el conjunto de todas nuestras particularidades nos potencia en nuestra vida cotidiana, con nuestros familiares, nuestros amigos, nuestra pareja. Impulsa nuestras capacidades, nos hace más felices, fuertes y consolida nuestra identidad. 

En el marco del Día de la Mujer, cobra relevancia su transpolación al ámbito laboral, que no se encuentra exento de ello, por el contrario, se transforma en una nueva oportunidad para invitar a la reflexión, a abrirnos a la escucha de nuestros pares y al refuerzo de las iniciativas que fomenten la diversidad de género, la igualdad y la inclusión. El rol de la mujer y cómo se ve reflejado en nuestras organizaciones. ¿Realmente estamos comprometidos con ello?. Hoy creo que todos lo estamos y es algo real y concreto que atraviesa la conversación y la acción de nuestra sociedad. 

Es una realidad que nos desafía a todas las compañías, a contar con estrategias de diversidad que atiendan las necesidades de diferentes grupos y perfiles presentes en nuestro entorno. De todos los colaboradores, de todos los equipos; porque somos una unidad. Y la adecuada gestión de la diversidad convierte las diferencias en una fuente de oportunidades.

Continuando este camino de progreso y aprendizaje, es necesario tener en consideración tres aspectos esenciales para que la diversidad e inclusión puedan tener lugar en nuestras organizaciones, ser transversales a ella y donde el empoderamiento y la igualdad nos potencien como individuos y equipo. De tal forma, y en primera instancia, debemos crear conciencia cultural, es decir: pasar de la teoría a la acción; cambiar la mentalidad culturar hacia nuevas fronteras.

Asimismo, es importante fomentar nuevas capacidades. Compartir experiencias profesionales y el trabajo en equipo son factores esenciales para impulsar a la nueva generación para liderar nuestro éxito futuro. Es una asociación de energía y sabiduría. 

Y finalmente, pero no por eso menor, desarrollar herramientas y facilitadores para todos los colaboradores. Esto significa promover nuevos sistemas y procesos para mejorar la forma en la que trabajamos y cambiar el entorno, para permitir que cada uno de nosotros pueda florecer en un contexto que maximice su potencial y asegure el equilibrio entre el trabajo y nuestra vida personal. Fomentar una comprensión compartida de cómo podemos trabajar juntos a través de nuestras diferencias, que nos permita usar nuestras habilidades y pasión para tomar decisiones eficientes y exitosas.

De modo que como compañías es nuestra responsabilidad crear nuevas capacidades y oportunidades, y una cultura establecida para asegurar el desarrollo futuros talentos; porque proteger la diversidad es aceptar y revalorizar las diferencias que nos enriquecen como personas. Porque somos distintos colores, pero contamos con los mismos derechos. 

(*) Director de Recursos Humanos de La Caja.
etiquetas