06/03/2018 San Juan

Las casas de adobe y los molinos harineros, parte esencial del paisaje de Jchal

Este pueblo sobrevivió al devastador terremoto de 1944, por lo que conserva sus edificios casi de la época de la colonia, cuando los kakanes intercambiaban productos con los huarpes, hace más de dos siglos.



Los molinos centenarios, la cuesta de Huaco y las casas de adobe entre sauces y acequias con el fondo de la montaña son algunos de los bucólicos paisajes que ofrece la ciudad sanjuanina de San José de Jachal, a 150 kilómetros al norte de la capital provincial, tras un recorrido deslumbrante por la ruta 40 y la llegada por la nueva y escenográfica ruta 150.

"Unas 1.100 plazas hoteleras, de cabañas y casas de alquiler esperan a los visitantes que suelen saturar el pueblo en Semana Santa, y este fin de marzo parece que no va a ser la excepción", dijo a Télam, Domingo Martínez, encargado de la dirección de Turismo local.

Si bien la Ruta del Adobe está en Catamarca, en Jachal tiene su propio recorrido por el medio de viviendas levantadas con barro y paja -frescas en verano y cálidas en invierno- levantadas entre hileras de álamos y rodeadas de plantaciones de fruta, y sobre todo sarmientos de uva con la que se fabricará preferentemente el vino syrah.
etiquetas