04/03/2018 Salud paraguay

Una condena por producir aceite de cannabis medicinal reabre el debate

El caso de Edgar Martínez, condenado por "tenencia ilícita de drogas" tras hallar en su casa marihuana con la que producía aceite medicinal, puso de nuevo sobre la mesa el debate en Paraguay sobre la aplicación de la legislación sobre producción y uso del cannabis y derivados en la investigación científica.



Martínez, de 40 años, recibió a finales de diciembre una sentencia de dos años y seis meses de cárcel por tenencia de unos 900 gramos de marihuana congelada en su heladera que, según su testimonio, utilizaba para producir aceite de cannabis que "donaba a personas o familiares de enfermos", según Efe.

Antes de que se dictara condena, Martínez estuvo un año y medio recluido en prisión preventiva en la cárcel de Ciudad del Este, segunda mayor urbe del país y su lugar de residencia.

La sentencia de diciembre le permitió la reclusión domiciliaria y ahora está pendiente de conmutar el tercio que le queda de condena por una situación de libertad provisional.

Sin embargo, la Fiscalía paraguaya apeló el mes pasado su sentencia y pide para él la vuelta a prisión, que está pendiente de notificación, y una pena de entre cinco y 15 años, la que estipula el Código Penal para la tenencia ilícita de drogas.