25/02/2018 Italia

Matteo Salvini, la cara de la derecha xenfoba que le pone presin a Berlusconi

El derechista italiano afirmó que el fascismo “hizo cosas buenas” y propone prohibir la construcción de nuevas mezquitas en el país.

El derechista italiano Matteo Salvini, que afirmó que el fascismo “hizo cosas buenas” y propone prohibir la construcción de nuevas mezquitas en el país, confía en que un impulso final de su Liga del Norte le permita tener al menos un voto más que Fuerza Italia, de Silvio Berlusconi, aliados en la coalición que lidera todas las encuestas, para consagrarse primer ministro. 


Adicto a las declaraciones de alto voltaje, Salvini forma parte de la Liga Norte desde los 17 años, y atravesó todas las estructuras partidarias, siempre con polémicas, hasta convertirse en 2013 en el responsable nacional del partido que ocupa, en soledad, la derecha del arco político en el país.



De apariciones constantes en las revistas del corazón por su relación con la modelo Elisa Isoardi, Salvini se ha mostrado contrario a temas tan variados que van desde la inmigración al matrimonio entre parejas del mismo sexo; de la construcción de nuevas mezquitas a las sanciones de la Unión Europa a Rusia y la entrada italiana en el euro.