23/02/2018 Estara en marcha la ruptura con Kering

Stella McCartney vuelve a ser independiente?

Un sitio especializado asegura que el grupo de lujo francés Kering le está vendiendo a la diseñadora su 50% y que la transición está en marcha. Además, afirma que el padre de la diseñadora, el ex Beatle Paul McCartney tuvo un papel importante en refinanciar la recompra de la marca.



Así lo aseguró en un artículo el sitio especializado en negocios del sector BOF que se basa en una “fuente de primera”, la que afirma que el equipo de McCartney está preparando un informe con los detalles de la separación para responder las preguntas y aliviar las preocupaciones de los empleados.

El artículo señala que las marcas de Kering no podrán contratar a empleados de Stella McCartney durante el proceso de transición, que podría demorar hasta dos años

 

El grupo Kering, propiedad del empresario francés Francois Pinault (suegro de Salma Hyek), que comercializa marcas como como Puma y de lujo como Gucci, Saint Laurent y Balenciaga, cotiza en la bolsa de París.

Al ser consultados por la publicación, ambas partes emitieron una declaración conjunta en la que niegan la separación.

"Kering y la señora Stella McCartney han estado trabajando y haciendo crecer la marca desde 2001 como una empresa conjunta 50/50. Como es costumbre entre las partes interesadas, hay discusiones regulares sobre el futuro de la asociación ", indicaron en
un comunicado.

En esa línea, el documento agrega que “cualquier cambio significativo en la relación actual se hará público en el momento apropiado” y que cualquier información al respecto “solo puede considerarse como especulación".

Según la fuente, el padre de Stella -el músico Paul McCartney-  tuvo un importante papel en financiar la recompra a Kering pero 
un vocero de la compañía dijo que el ex Beatle jamás estuvo involucrado en el negocio.

El artículo señala que las marcas de Kering no podrán contratar a empleados de Stella McCartney durante el proceso de transición, lo que podría demorar hasta dos años.

A su vez, indica que la consultora Javelin (del grupo Accenture) está trabajando con Stella en un plan para cuando la firma recupera su autonomía. 

Lo que sí admitieron ambas partes es que durante los 17 años que llevan juntos barajaron la posibilidad de separase más de una vez.

Durante dos décadas, McCartney y Kering construyeron una marca global, impulsada no solo por la exuberante ropa deportiva de la diseñadora, sino también por su compromiso con la moda ecológica

.

Lo que aún es incierto -según Bof- son los motivos de la separación, que se conoce en momentos en que Kering está centrando su atención en grandes marcas de lujo como Gucci, Saint Laurent y Balenciaga.

Stella McCartney se lanzó como empresa conjunta en 2001 con el Grupo Gucci, subsidiario de lo que ahora se conoce como Kering.

En ese momento, Gucci estaba dirigido por el presidente ejecutivo Domenico De Sole y Tom Ford y McCartney se unía al grupo tras un breve pero celebrado paso por  Chloé, donde se había desempeñado como directora creativa.

Durante las siguientes dos décadas, McCartney y Kering construyeron una marca global, impulsada no solo por la exuberante ropa deportiva de la diseñadora, sino también por su compromiso con la moda ecológica, es decir sin pieles ni cuero animal.

Las prendas y accesorios de piel sintética y piel sintética de McCartney ayudaron a elevar los materiales a los ojos del consumidor, sirviendo de ejemplo para otras marcas y un recurso para todo el grupo.