20/02/2018 Concierto

Joan Manuel Serrat llen el Teatro Coln en la apertura del ciclo "nicos"

En la inauguración del ciclo de seis noches que el renombrado teatro porteño presentó como "Festival Únicos", el cantautor catalán presentó un amplio repertorio de canciones en una noche en donde la protagonista fue la música.

El catalán Joan Manuel Serrat ha revelado una enorme destreza para presentar, con matices y envoltorios diferentes, un repertorio que ya ha permeado en la cultura musical argentina: esta noche encontró en el formato sinfónico y bajo los ornamentos propios de un concierto en el Teatro Colón, un nuevo y efectivo camino para ofrecer sus canciones, sencillas, bien escritas, mejor arregladas y resistentes al paso del tiempo.

La versin sinfnica de Serrat se present en el Teatro Coln


El concierto de Serrat significó, además, la apertura del singular "Festival Unicos", que reúne artistas de la más diversa procedencia, desde el pulso pop a la música clásica, y organizado por fuera de los resortes institucionales del Colón; un cóctel que propulsó una serie de debates públicos sobre los criterios de alquiler del histórico coliseo, la transparencia de sus contratos, el control sobre las condiciones de sonido que –normativamente- están establecidas para cuidar la infraestructura del teatro y demás. Serrat, si se quiere también ajeno a la tradición lírica de la sala, también salió indemne de ese escarceo mediático.

Así, sin necesidad de atizar la propaganda publicitaria con controversias extramusicales, el cantor catalán agotó las localidades de la única función que tenía prevista (la programada para mañana a las 20.30) y forzó para esta noche a un adelantamiento del inicio del ciclo en el que presentó sus canciones en una suerte de interregno planificado a la gira que acaba de lanzar en Europa "(Mediterráneo da capo") y que más bien marcha en un sentido instrumental diferente, más íntimo, de apariencia (sólo de apariencia) nostálgica, al presentado ahora al público argentino.

No se trató el de esta noche, sin embargo, de un ejercicio inusual para Serrat, cuyas canciones han sido interpretadas por décadas bajo rítmicas, arreglos y ensambles disímiles, en algún caso, por el propio cantor. Tampoco fue su debut en el Colón ni su estreno en el formato sinfónico.