20/02/2018 claves para entender

Qu es el amianto y cules son sus consecuencias en la salud

Dos modelos de vagones del Metro de Madrid comprados por Metrovías contenían el material, que se encuentra prohibido por ser cancerígeno. Cuáles son los riesgos y cómo está legislado su uso en la Argentina.

 Subterráneos de Buenos Aires y Metrovías sacaron de circulación de manera preventiva tres formaciones de la línea B adquiridas al Metro de Madrid, luego de que la empresa española confirmara "la existencia de amianto en dos modelos de tren".

La compañía asegura que esta sustancia se encuentra en el recubrimiento de "un pequeño componente eléctrico" situado en la parte inferior de los vagones al cual los viajeros "no tienen acceso", por lo que "no supone ningún peligro". Sin embargo, los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid confirmaron a final de 2017 un caso de cáncer de pulmón en un trabajador del subterráneo afectado por la exposición prolongada a este material.

Qué es el amianto

Amianto es el nombre de un grupo de minerales formados por silicato de cal, alúmina y hierro. Está constituido por fibras largas, delgadas y flexibles. Su nombre deriva del latín y su significado es “incorruptible”. El asbesto está formado por fibras más rígidas.

Según indica el Conicet, existen varios tipos: los más importantes son el Crisotilo (asbesto blanco) y la Crocidolita (asbesto azul), aunque  hay otros minerales de menor importancia industrial como la Tremolita, la Actinolita, la Amosita y la Antrofilita.

Por sus características aislantes del calor, la electricidad y el sonido, se utilizó en la construcción, la industria y en productos de gran consumo. Sus principales aplicaciones eran la producción de fibrocemento, caños, chapas y tanques.


Qué efectos produce en la salud

La Organización Mundial de la Salud advierte que todas las formas de asbesto son cancerígenas para el ser humano: puede causar cáncer de pulmón, laringe y ovario. Quien esté expuesto también puede desarrollar asbestosis, un tipo de fibrosis pulmonar, entre otras enfermedades.

El material ingresa al cuerpo por la inhalación y, por su tamaño microscópico, es imperceptible.

La exposición se produce principalmente por respirar las fibras contenidas en el aire contaminado del entorno laboral. Sin embargo, también ocurre en los ambientes próximos a los puntos de extracción de las fibras, al interior de las casas y locales construidos con materiales que lo contenga y durante el trasvase del amianto transportado en contenedores.

Se demostró además que su exposición junto al humo de tabaco aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

Números en el mundo

De acuerdo a un informe de la OMS:

50%

de las muertes por cáncer profesional son causadas por el asbesto



125 millones

 de personas están expuestas en sus lugares de trabajo



90.000

 personas mueren al año por enfermedades relacionadas con el asbesto en el mundo



Más de 40

 países, incluida la totalidad de los Estados Miembros de la Unión Europea, han prohibido el uso de todas las variedades. Otros países han impuesto restricciones menos estrictas



La legislación en la Argentina

La producción, importación, comercialización y uso del asbesto fue prohibida en el país a través de la Resolución Nº 845/00, y la Resolución Nº 823/01 del Ministerio de Salud de la Nación.

Los residuos que contienen fibras y polvos de asbestos son considerados Residuos Peligrosos, indica el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), por lo que está incluido en la Ley Nº 24.051.

De acuerdo a esos textos, “las tareas de mantenimiento, refacción y demolición de edificios y estructuras con Asbesto instalado” están reglamentadas. A su vez, el retiro de insumos de construcción con el material debe ser realizado por una empresa especializada a través de un plan específico.

En noviembre de 2017 se creó el Registro de Expertos en Asbesto a través de la Resolución 163/2017 del Consejo Profesional de Ingeniería Mecánica y Electricista.