21/02/2018 Claves para entender

Todo lo que hay que saber sobre el acto: horarios, trnsito, apoyos y rechazos

La protesta impulsada por Hugo Moyano rompió la conducción de la CGT y dividió las aguas entre los que se movilizarán contra el Gobierno y los que se bajaron al considerar que se trata de una defensa personal del líder de Camioneros. Todo lo que hay que saber de la manifestación.

Por Camil Straschnoy

Sergio Palazzo (La Bancaria), Hugo y Pablo Moyano (Camioneros) y Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) respaldan la marcha.
Sergio Palazzo (La Bancaria), Hugo y Pablo Moyano (Camioneros) y Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) respaldan la marcha.

Pocas veces una marcha como la que se realizará esta tarde en el centro porteño generó tantas rupturas y pase de facturas entre los sindicatos más importantes del país y la propia CGT. La protesta impulsada por Camioneros dividió las aguas entre los sectores que participarán por entenderla como una demostración contra las políticas sociales y económicas del Gobierno y los que se bajaron por creer que se trata de una defensa personal de Hugo Moyano ante las causas abiertas que tiene en la Justicia.

La movilización del #21F (nombre para copar las redes sociales) está convocada a las 15 con el escenario en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano mirando hacia el sur. Originalmente se iba a realizar mañana pero los organizadores decidieron modificar la fecha para que no coincida con el sexto aniversario de la Tragedia de Once.

Los que apoyan y los que no

La protesta está respaldada principalmente por las filiales de Camioneros, ambas CTA, ATE, la Corriente Federal de Trabajadores, partidos de izquierda y organizaciones sociales y piqueteras como Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

También apoyan el kirchnerismo, gremios docentes como Ctera y Suteba y La Bancaria, que viene de realizar un paro el lunes y martes para reclamar un mayor aumento salarial.

Las consignas principales de estos sectores que se movilizan es reclamar por los despidos en el sector público y privado, contra el "ajuste", por el "recorte" a los jubilados tras la reforma previsional, por paritarias libres que superen a la inflación y para repudiar los nuevos aumentos en los servicios públicos y transporte.

Por el contrario, entre los que se bajaron hay pesos pesados como los empleados de comercio comandados por Armando Cavalieri, personal de la Sanidad de Carlos West Ocampo y los trabajadores de la alimentación liderados por Rodolfo Daer. También confirmaron sus ausencias los "independientes" del estatal Andrés Rodríguez, el constructor Gerardo Martínez y José Luis Lingeri (Obras sanitarias).



Los metalúrgicos de Antonio Caló, los encargados de edificio de Víctor Santa María y los gastronómicos de Luis Barrionuevo anunciaron que tampoco acompañan la movilización. Lo mismo que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Unión Ferroviaria, bajas sensible a la hora de conseguir efectividad en una medida de fuerza.

Pero más allá de la cifra de manifestantes que participen, la marcha deja una herida en el movimiento obrero: la ruptura en el triunviro de la CGT. Juan Carlos Schmid apoya la protesta, mientras que los otros líderes de la central obrera, Carlos Acuña y Héctor Daer, fueron muy críticos. Los tres reconocieron que la conducción del triunviro fracasó y es un ciclo agotado.

Esta fractura se produce además en un momento en el que se abrieron las discusiones paritarias de este año y con el preámbulo de intento de avance que prevé el Gobierno, total o parcial, sobre los puntos planteados por la reforma laboral que está en el Congreso.

Voces a favor y en contra de la marcha

Hugo Moyano (Camioneros): “La movilización fue convocada porque la situación no va más. Se terminó para el Gobierno el tiempo de inventar y prometer. Y podrá observarse lo masivo de la protesta. A mí me interesa que me crean los trabajadores y no el Gobierno. Cuando luchaba por el regreso de la democracia, muchos de los actuales funcionarios estaban debajo de la cama o eran cómplices de la dictadura”.

Rogelio Frigerio (Ministro del Interior): ”Es una marcha que tiene como principal impulsor un tema personal de un dirigente sindical que entiende que no tiene que ser igual que cualquier otro ciudadano frente a la Justicia”.


Pablo Moyano (Camioneros): “Miles de trabajadores vamos a decirle al gobierno 'basta de ponerle techo a las paritarias, basta de despidos, de seguir perjudicando a los jubilados, de impuesto a las ganancias' y ojalá de una vez por todas entiendan que no se puede seguir gobernando para un solo sector que son los que más han ganado”.

Marcos Peña (Jefe de Gabinete): "Los que marchan quieren que el Gobierno fracase para volver al poder. Los une una mirada opositora, aunque no están claros los motivos de la convocatoria”.


Juan Carlos Schmid (CGT): "El Gobierno, en su intento de diálogo social, no ha desarrollado ningún marco de confianza. Yo dudo muchísimo de las intenciones del Gobierno y el tema de la reforma previsional creo que me da la razón”.

Jorge Triaca (Ministro de Trabajo): "El nivel de empleo viene con un crecimiento sostenido de más de 16 meses. Hemos crecido en actividades como la construcción, servicios y en sectores de la industria, a pesar de algunas dificultades. Fuimos recuperando una situación difícil. No entendemos la marcha".

Omar Plaini (Canillitas): “Si Moyano no hubiera dicho nada sería rubio y de ojos celestes, pero hoy volvió a ser feo, malo y sucio. Hay una campaña mediática muy fuerte alentada desde el Poder Ejecutivo Nacional con todas las barbaridades que se están diciendo de mafias. Se generaliza y es una barbaridad. Por seis o siete casos nos juzgan a todos por igual, es un horror, una arbitrariedad que se haga eso”.

Rodolfo Daer (Alimentación): “El movimiento obrero no puede estar (supeditado) a los caprichos de ningún dirigente, más allá de los problemas que tenga. La marcha en función de intereses individuales y caprichosos de tal o cual dirigente no hace bien al movimiento obrero y lo aísla”.


Tránsito: metrobus, cortes y desvíos

Las columnas comenzaron a concentrarse desde las 11 en Independencia y Entre Ríos (CTA); San Juan y 9 de Julio (Camioneros); Independencia y Bernardo de Irigoyen (CTEP y Barrios de Pie, entre otros); Independencia y Lima (Subte y ATE); Independencia y Salta (Partido SI y Partido Piquetero); Independencia y Tacuarí (Bancarios); e Independencia y Piedras (CTA). Por otro lado, en las principales arterias de la zona como las avenidas Independencia y San Juan se estacionarán la mayoría de los micros que traerán a gran parte de los manifestantes.

El Metrobus 9 de Julio está cortado. como también las líneas de colectivos que circulan entre el cuadrante más comprometido para el tránsito comprendido por la avenida Córdoba, Maipú/Chacabuco, avenida San Juan y Santiago del Estero/Talcahuano)

Los autos que vengan desde el norte del centro porteño se sugiere que circulen por el bajo (avenidas Del Libertador, Leandro N. Alem y Paseo Colón) o por 9 de Julio y desviarse por avenida Córdoba hacia el lado de Rivadavia. En cambio, aquellos particulares que provengan desde el sur, la ruta más recomendada es avenida Brasil o avenida San Juan y luego por Paseo Colón en dirección hacia la Casa de Gobierno. 



El operativo de seguridad

La policía de la Ciudad de Buenos Aires será la encargada del operativo de seguridad. El ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, descartó que el despliegue tenga alguna característica distintiva. "Es el mismo que utilizamos habitualmente para este tipo de manifestación", subrayó.

"Trabajamos en el diálogo con los organizadores y coordinamos con ellos dónde se van a instalar, el ingreso de los micros, y les decimos parte del dispositivo de seguridad", indicó el funcionario.

Aunque aclaró que el objetivo es "que no se produzcan piquetes", el tránsito por el centro porteño va a estar complicado desde que comiencen las concentraciones a la mañana hasta que finalice el acto a la tarde.

Números de la protesta

200.000


personas espera concentrar Camioneros en la manifestación. "Va a ser multitudinaria", anticipó Pablo Moyano, hijo de Hugo y número 2 del gremio.

400


agentes de tránsito realizarán desvíos, ordenarán el flujo vehicular y se ubicarán a lo largo de la avenida 9 de julio e inmediaciones del Macrocentro.

250


profesionales de la Defensoría del Pueblo porteña recorrerán la zona para supervisar el desarrollo de la manifestación y contribuir a evitar situaciones conflictivas.