08/02/2018 Brasil

Comienza el Carnaval, sin olvidar los escollos y las miserias cotidianas

En medio de una ola de tiroteos y de balas perdidas en las zonas más pobres de Río de Janeiro, la capital turística de Brasil se sumerge a partir de este viernes oficialmente en el Carnaval.

Por Pablo Giuliano

En medio de una ola de tiroteos y de balas perdidas en las zonas más pobres de Río de Janeiro, la capital turística de Brasil se sumerge a partir de este viernes oficialmente en el Carnaval, que tendrá millones de personas en las calles y, en los desfiles del sambódromo, críticas a la política económica del presidente Michel Temer.


Tres balas perdidas mataron a dos niños y mantienen a otro agonizando en las últimas 72 horas a raíz de la ola de violencia en los barrios no turísticos. La ciudad tiene la presencia del Ejército haciendo patrullaje interno luego de que el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, declarara que la seguridad pública "fracasó en todo el país", sobre todo en la principal imagen de Brasil al mundo, Río de Janeiro.


Este viernes, en el sambódromo de Río, el Rey Momo, un personaje elegido por la Liga de las Escuela de Sambas, recibirá las llaves de la ciudad para gobernar hasta el mediodía del próximo Miércoles de Cenizas.