28/01/2018 Yemen

Tras un da de combates y traiciones, el gobierno ordena un alto el fuego

El primer ministro yemení, Ahmed Abid bin Daguer ordenó a su Ejército que detenga "inmediatamente" las hostilidades y regrese a sus cuarteles.

Según un comunicado oficial, Daguer ordenó a los soldados y la Policía que evacúen "sin condiciones previas" todas las posiciones que ocupan en Adén, poco después de denunciar que las milicias separatistas sureñas, que hasta ahora eran socias, habían tomado los edificios gubernamentales en un "golpe de Estado".

Los combates estallaron entre las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, por un lado, y las milicias separatistas sureñas, con quienes hasta hoy luchan contra los rebeldes hutíes, el movimiento insurgente que hace más de dos años tomaron el poder en Saná, la capital.

Estas milicias separatistas sureñas, apoyadas por los Emiratos Árabes Unidos, tomaron los edificios gubernamentales de Adén y prometieron "derrocar al gobierno", según la cadena de noticias Al Jazeera.

Hasta el momento, fuentes médicas calcularon al menos cuatro civiles y once combatientes murierons y 30 civiles y 40 milicianos heridos.

etiquetas