18/01/2018 Reino Unido

Denuncian "cultura del silencio" ante los abusos sexuales dentro de la ONU

En un dossier exclusivo, reporteros del diario británico The Guardian entrevistaron a docenas de trabajadores y ex empleados de la Organización de Naciones Unidas, quienes hablaron de una "cultura del silencio" dentro de su estructura y de un sistema de quejas defectuoso que no respalda a las víctimas.

La ONU permitió la proliferación de casos de acoso y agresión sexual e incluso la violación contra empleadas en sus oficinas de todo el mundo, una estructura internacional que ignora a las víctimas y en la que los agresores operan con "impunidad", según una investigación del diario británico The Guardian, publicada hoy.

Unas quince personas aseguraron que experimentaron o denunciaron acoso o agresión sexual -delitos que van desde el acoso verbal hasta la violación- en los últimos cinco años. De esas mujeres, siete denunciaron formalmente haber sido víctimas de alguno de esos delitos. Según los propios empleados, la denuncia es una vía que raramente eligen las personas que sufren abusos, por miedo a perder sus trabajos o ante el convencimiento de que no se adoptarán medidas adecuadas para revertir o subsanar la situación.

The Guardian habló con trabajadores de la ONU de más de diez países, bajo la condición de anonimato. Tres mujeres que fueron víctimas de acoso sexual contaron que perdieron sus trabajos o fueron amenazadas con la rescisión de sus contratos después de sus denuncias.