17/01/2018 Hungra

Budapest redobla la apuesta anti inmigrantes con medidas contra las ONG

El gobierno húngaro anunció este miércoles medidas y proyectos de ley para que organizaciones que "apoyan la inmigración ilegal" paguen más impuestos, adjudicándose la potestad de expulsar a los extranjeros que trabajen en esas ONG.

El ministro húngaro del Interior, Sándor Pintér, explicó que el paquete de medidas se llama "Stop Soros", en referencia al millonario estadounidense George Soros, a quien Hungría acusa de planear, en connivencia con la Unión Europea, llevar al continente a millones de inmigrantes, algo que el magnate niega tajantemente.


Otro de los proyectos de ley determina que, si estas organizaciones reciben más dinero del extranjero que de Hungría, deberán pagar un impuesto extra del 25%, bajo riesgo de denuncia si no lo hacen.


Pintér precisó que una tercera normativa establecerá la posibilidad de expulsar del país a los ciudadanos extranjeros que colaboren con ONGs que respalden la "inmigración ilegal" y, en el caso de los húngaros, se les prohibiría acercarse a menos de ocho kilómetros de las fronteras del país, informó la agencia de noticias EFE. El funcionario dijo que las leyes no irán directamente al Parlamento para que haya un debate social previo en torno a ellas.