15/01/2018 cine

Soledad Villamil: "Los personajes no deben ser unvocamente malos o buenos"

La actriz protagoniza "Las grietas de Jara", uno de los estrenos argentinos de esta semana, y asegura que prefiere papeles con un nivel de complejidad "para que sea interesante".

La actriz, cantante y compositora encabeza el elenco del film basado en la novela policial homónima de Claudia Piñeiro y dirigido por Nicolás Gil Lavedra. “Siempre, algo para que sea interesante tiene que tener un nivel de complejidad para mí. Cuando es totalmente chato quizás parezca más fácil, pero no lo es porque el actor encuentra algo sin profundidad y es difícil también. Y en lo personal me cuesta mantener algo con tan poco sustento”, aseguró Villamil durante una entrevista con Télam.

La intérprete, de 48 años, una de las figuras de la ganadora de un Oscar “El secreto de sus ojos”, de Juan José Campanella, y dueña de un camino musical que reúne cuatro álbumes, el último de ellos “Ni antes ni después” (2017) con totalidad de canciones propias, subrayó la potencia de los personajes malévolos.

“Por ahí uno como lector dice 'qué basura', pero el actor -especificó- se frota las manos porque es un contenido para actuar. Podríamos filosofar un montón acerca de qué es la actuación y por qué uno se dedica a lo que se dedica, pero está bueno contar un cuento y para contarlo se necesita el hada, la bruja, la víctima y todas las fuerzas”.

“Las grietas de Jara” cuenta con un elenco que también encabezan Joaquín Furriel, Oscar Martínez, y el español Santiago Segura, y comienza cuando Leonor - el personaje de Sara Sálamo-, se presenta en el estudio de arquitectura Borla y Asociados buscando a Nelson Jara (Martínez). En el momento, Mario Borla (Segura), Marta Hovart (Villamil) y Pablo Simó (Furriel), el arquitecto más antiguo de la constructora, mienten y aseguran no conocerlo.

Trailer de "Las grietas de Jara"

Pero la verdad comienza a resurgir a través de los recuerdos de Simó, quien fue el encargado de lidiar en el pasado con Nelson Jara, un propietario del edificio lindante a una obra del estudio, damnificado por una grieta en la pared de su living, producto de un error en la construcción. Será esta grieta la que dispare toda la trama hacia lugares impensados llevando al personaje a un replanteo existencial de su vida.

Télam: ¿Cómo te metiste dentro de esta película? Algunos actores ya conocían la historia por la novela, otros por el director. ¿Cómo fue en tu caso?
Soledad Villamil: Llegué por el director. No había leído la novela. Después, cuando me metí en el proyecto, sí. Lo primero que leí fue el guión, antes de la novela.