06/01/2018 msica

Leo Maslah inaugura un "Enero uruguayo" en el Caf Vinilo

También serán de la partida del ciclo Fernando Cabrera, Ana Prada y Alejandro Balbis.


El artista Leo Maslíah, una figura preponderante de la música y las letras latinoamericanas desde hace cuatro décadas, será el encargado de abrir este sábado en el porteño Café Vinilo un "Enero uruguayo" con dos funciones.

"Es un recital basado en material musical nuevo y viejo, también textos de mi nuevo libro 'Literatura con Vallas', y con dos invitados, que son el bajista Mariano Martos y la cantautora Lorena Rizzo", lo presentó Maslíah durante una entrevista con Télam.

Desde la otra orilla del Plata y a través del correo electrónico, Maslíah arriesgó "el único denominador común que veo en lo que hago -aunque no creo que esté presente en todo mi trabajo- es la incorporación a la propia obra de reflexiones sobre su contenido o sus posibilidades, lo metalingüístico, digamos".

Télam: ¿Fue con la propuesta de "Leo Maslíah da en la tecla" que en diciembre pasado anduvo por España?
Leo Maslíah: Sí, salvo que allá tuve otros músicos invitados, en Madrid toqué con el guitarrista Chema Saiz y en Barcelona y Valencia con el violinista Federico Nathan. Pero tuve también otras presentaciones solo en Barcelona, así como en Mallorca y varias ciudades de Galicia.

T: Una crónica del diario El País de Madrid destaca el peso de sus actuaciones allí ¿Qué hubo de especial en esa conexión con el público español?
LM: Fue un reencuentro con público que me conocía de otras giras pero
también hubo gente que me escuchaba en vivo por primera vez, gente del medio musical, teatral y otros rubros artísticos, hubo muy buena comunicación y esas cosas que uno siente que no se puede saber si están enraizadas en alguna realidad no transmisible mediante palabras o si son una alucinación propia de la patología artística.

T: ¿Cuánta importancia le otorga al hecho de exponer su obra ante los espectadores?
LM:
Hay cosas que sólo existen o pueden existir en ese formato, en ese
caso la importancia es capital. Otras tienen una faceta que se puede transmitir en grabaciones pero que en vivo no se presentan del mismo modo y luego hay otras que son imposibles de ejecutar en vivo (por ejemplo obras electroacústicas en cinta, como la que tuve oportunidad de ver seleccionada para el Festival Anual de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea de 1981 en Bruselas).

T: En su caso ¿La representación completa lo creado?
LM:
Hay casos en que sí, por ejemplo si se trata de obras de teatro, la escritura de la obra es una cosa pero la obra se completa con la puesta en escena.

T: ¿Puede contar en qué trabaja actualmente? ¿Y cómo viene su agenda de actuaciones durante el verano?
LM:
Estoy trabajando en la edición de grabaciones de un concierto que tuve en mayo pasado en un teatro de Montevideo, que fue una especie de celebración de 40 años de actividad. Tengo para unos meses más de trabajo con eso, no voy a tener muchas actuaciones mientras no lo termine.

T: ¿Quiere presentar a Cabrera, Prada y Balbis, sus compañeros en este ciclo en Vinilo?
LM:
Fernando es una especie de género musical en sí mismo, un pilar de la
canción uruguaya de los últimos 40 años, que sintetiza afluentes que manan del folclore (uruguayo pero también argentino en medida importante), el tango, la música popular brasileña post bossa nova, la música "culta". Y Ana Prada y Alejandro Balbis son de los más importantes exponentes de una generación posterior.

T: Usted sostuvo una posición crítica acerca del gobierno de José Mugica en particular y de otros gobiernos progresistas en la región en general ¿Cómo observa ahora la oleada política neoliberal que avanza sobre Latinoamérica?
LM:
Con gran temor.
etiquetas