02/01/2018 jujuy

Aguas termales, vestigios Incas y colores en los "Valles de Altura"

Las alternativas de turismo involucran desde travesías de dos días hasta caminatas de tres horas por deslumbrantes senderos o actividades como ordeñar una cabra, hacer queso, preparar un plato regional, conocer los usos medicinales de hierbas en el campo, entre otros.

A poco más de 200 kilómetros de la capital provincial, el visitante que se aventure a recorrer el noreste de Jujuy se encontrará con los "Valles de Altura", región con inigualables depósitos de aguas termales, vestigios del Qhapaq Ñan (camino del Inca), además de alternativas de turismo aventura y rural que ofrecen comunidades originarias sobre las rutas provinciales 83 y 73.

El broche de oro en ambos corredores viales lo pone el paisaje de transición que se pinta a los pies del turista con un deslumbrante horizonte que combina las imponentes formaciones de la región de la Quebrada y la vegetación característica de las Yungas, posibilitando experiencias únicas de trekking, cabalgatas, observación de aves, entre otros.

"Partiendo en plena Yungas, con todo el verde y el aroma de la selva, vas subiendo y el paisaje se convierte en nube y luego en el agreste de la Quebrada", describió a Télam la directora provincial de Productos Turísticos, Sandra Nazar, al destacar que "se trata de rutas escénicas maravillosas".