01/01/2018 CIENCIA

En 13 aos el concurso Innovar recibi 20 mil proyectos de emprendedores

El certamen que organiza el Ministerio de Ciencia. Tecnología e Innovación Productiva convoca año a año tanto a inventores como a equipos de trabajo que reciben desde premios en dinero hasta la invitación a participar de una megamuestra que se realiza en Tecnópolis.

Por Eva Marabotto

Desde 2005 se realiza en el país el concurso Innovar que busca premiar ideas de desarrollo e innovación. En sus 13 ediciones el certamen lleva evaluados más de 20 mil proyectos de los más diversos ámbitos, desde un mate de siliconas de fácil limpieza hasta desarrollos nanotecnológicos. En estos días arman las bases para una nueva convocatoria que culminará con la ya tradicional megamuestra en Tecnópolis que tendrá lugar en el mes de septiembre.

“La idea surgió en 2005 para desarrollar un concurso nacional de desarrollo e innovación. Después se fue aggiornando. En los primeros tiempos las ideas se presentaban en papel y con tres copias para que las leyesen los jurados. Ahora se hace on line y permite adjuntar fotos y videos. Incluso las deliberaciones son on line”, explica Ana Libonatti, a cargo de la producción del concurso Innovar desde sus inicios.

¿A qué público apunta?


Los gestores de proyectos que llegan al certamen tienen un perfil muy variado. “Hay categorías para escuelas técnicas, para universidades o equipos de investigación, y otras destinadas a pymes o individuos que investigan por su cuenta”, cuenta Solana Ciriano, otra de las encargadas de la producción del certamen.
En sus orígenes el concurso apuntaba a estimular a inventores o emprendedores aislados. Hoy cada vez son más los participantes que lo hacen en equipos que llevan años trabajando juntos en laboratorio, centros de investigación o universidades.

¿Cuáles son las categorías?


Las categorías del concurso se fueron aggiornando año a año. En 2017 fueron:   • Producto y diseño innovador.
• Investigación aplicada.
• Alimentos.
• Innovación en la universidad.
• Salud.
• Energía y desarrollo sustentable.
• Micro, pequeñas y medianas empresas.
• Innovación en el ámbito laboral.
• Diseño con madera de la Patagonia.
• Escuelas técnicas.



¿Qué clases de proyectos se presentan?


Los productos que llegan al concurso son tan variados que van desde diseños para electromedicina a objetos que solucionan la vida cotidiana.  

Las distinciones


El concurso Innovar prevé un premio monetario para los mejores proyectos de cada categoría y un premio mayor que van variando año a año. En 2017 fueron unos $ 40 mil para las distintas categorías.

Pero también un número mayor de ideas forman parte de un catálogo a todo color. Algunas de ellas también son convocadas a una muestra anual que tuvo diversas sedes, aunque en los últimos años recaló en Tecnópolis.



“Además Innovar es un sello de prestigio para las empresas del ámbito científico y tecnológico”, cuenta  González Acosta, quien adelanta que, tras el concurso, muchos de los emprendedores suelen moverse para conseguir financiamiento para producir su idea en serie.


Un certamen con toques regionales


Desde 2017 una categoría premia a las ideas que utilizan maderas de la Patagonia. Pero el federalismo está presente en el certamen desde los inicios. Incluso hubo años en los que se montaron muuestras itinerantes para que las empresas ye incluso las comunidades de cada región conociesen algunas de las propuestas para solucionar problemas que se presentan en la vida cotidiana de quienes viven en ella. “Hace unos años los chicos de una escuela técnica de San Juan que quería solucionar los problemas que el clima seco les trae a los pacientes internados en los hospitales locales. Idearon una especie de  vaporizador impensable en Buenos Aires pero sí para San Juan, un problema muy local o trasladable a otras regiones”, ejemplifica Libonatti.

¿Qué dicen los participantes?

Cuenta Facundo Cancino, quien ganó el concurso con el "Giromouse", una especie de vinchas para que las personas inmovilizadas puedan volver a manejar PCs, tablets y smartphones: "Hace poco terminamos la etapa de desarrollo y empieza la campaña de difusión. Y mi experiencia fue tan buena con Innovar que, a mi vez, organicé un concurso orientado solamente a la tecnología en la discapacidad y la rehabilitación para incentivar a otros emprendedores".


Por su parte, Agustín Pina, quien junto a Franco Bulgarelli, Federico Scarpa y Laura Mangifesta creó Mumuki, una plataforma par enseñar.que cuenta con 1500 ejercicios autoevaluables gratuitos para aprender a programar y se utiliza en seis universidades, define: “Participar de INNOVAR fue una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista. No sólo nos permitió interactuar con otros emprendimientos y proyectos muy interesantes, sino que también fue un reconocimiento muy importante. El premio es un mimo al alma, pero también es una vidriera para que el público conozca el proyecto y se interese en el mismo".

Recuerdan los emprendedores, que después de ganar el concurso, Mumuki creció muchísimo y el equipo sumó gente y ahora  está conformado por 7 personas de variados perfiles. "Mumuki es más que una plataforma para enseñar programación con contenido libre, es un proyecto humano que tiene como objetivo final fomentar la enseñanza de la misma, con el fin de enriquecer la educación latinoamericana y proveer a los jóvenes con más herramientas para desenvolverse en este mundo tecnológico”, aseguran.