31/12/2017 Brasil

Ro Grande do Norte, con huelga de polica, transfiere el control al Ejrcito

El gobernador de Rio Grande do Norte autorizó en un decreto divulgado el sábado que el general Ridauto Lúcio Fernandes asuma el comando de las operaciones militares en Natal y de Mossoró.

El estado brasileño de Rio Grande do Norte, donde la policía está en huelga desde hace once días en reclamo de mejores condiciones de trabajo y atraso de salarios, transfirió el sábado el control de la seguridad al Ejército, que desde el viernes patrulla las calles de diversas ciudades en medio de una creciente violencia y hasta algunos saqueos.


De esta manera, la responsabilidad por las acciones de las fuerzas de seguridad del estado estarán a partir de ahora en manos de las Fuerzas Armadas, que la noche del viernes comenzaron a recorrer las calles de Natal y Mossoró, donde se registraron los mayores índices de violencia, según informó la agencia EFE.

Con las Fuerzas Armadas en las calles desde el viernes, la capital del estado vivió una noche violenta, con asaltos, robos y enfrentamientos armados entre facciones rivales. Ante estos hechos, el Gobierno de Temer consideró que la fuerza no ha bastado para controlar la huelga policial.


El Gobierno brasileño anunció la víspera el envío de 2.000 soldados, los cuales irán llegando a este estado del noreste del país durante todo el fin de semana.